El Bibimbap: un platillo multicolor

Bibimbap

A simple vista, el bibimbap luce como un platillo tan brillante y lleno de colores que incluso hasta pareciera difícil de preparar. Sin embargo, es un platillo tan sencillo que se puede preparar en 30 minutos; además de que en una de sus modalidades es un platillo perfecto para esos días en que el clima es muy frío, aunque también se ha adaptado una versión en la que se sirve frío para los días calurosos.

Es una mezcla de arroz blanco, huevo, vegetales y carne picada. Aunque,  hay versiones de esta receta que no usan arroz y utilizan el germen de trigo como un sustituto.

Pero, si sus ingredientes son tan comunes, ¿qué lo hace tan especial?

Como todo platillo coreano, la manera de preparar cada ingrediente es muy importante y para este platillo en particular la preparación debe tener un equilibrio perfecto  entre salado y dulce, y la textura de los vegetales debe ser crujiente y suave. Puede decirse que la clave de este “sabor coreano” son tres ingredientes básicos: salsa de soja, aceite de sésamo y cebollin o cebolla de cambray; de esta  forma la mezcla entre estos tres ingredientes de olores y sabores poderosos crean una experiencia única al paladar, además de brindar un sabor muy típico en la cocina coreana.

Aunque los ingredientes pueden variar según la región, el plato lleva arroz blanco, carne, huevos y abundantes vegetales, a veces frutos del mar, que se mezclan armoniosamente en un recipiente suficientemente hondo y grande. Cuando uno degusta por primera vez el bibimbap, se sorprende por su bonita presentación y por los colores llamativos de sus ingredientes naturales. Y luego viene el sabor único, equilibrado y alegre, que se crea al mezclar los diferentes ingredientes.

Cada año en la ciudad de Jeonju de Jeollabuk-do tiene lugar un Festival dedicado al  bibimbap, donde se llevan a cabo varias actividades relacionadas con el tema, pero definitivamente el evento estrella es la elaboración de un bibimbap gigante para compartir con todos los asistentes del festival.

Antiguamente este platillo era llamado goldongban, los cortesanos lo llamaron goldongban, ya que estaba escrito con caracteres chinos  骨董 飯, que significa “arroz mezclado con varias guarniciones”. Este platillo fue servido para el almuerzo o para los familiares del rey que visitaban el palacio. Los aristócratas de Yangban lo llamaron  bibimbap, una pronunciación más coreana.

Con el paso del tiempo el bibimbap ha ido evolucionando para adaptarse a las nuevas tendencias y al gusto de las nuevas generaciones.  Lo podemos encontrar también en versión de comida rápida para aquellos que disponen de poco tiempo para disfrutarlo en un restaurante.

En la ciudad de Jeonju, además de probar el auténtico bibimbap tradicional de Corea, están a la venta algunos bocadillos derivados de este como croquetas rellenas con sabor a bibimbap y vasos de bibimbap, o también el  llamado mix bibimbap en cual es una mezcla entre bibimbap y otro bocadillo, listos para comer mientras das una vuelta por la ciudad.

Para los que no les gusta el picante, también hay versiones suaves como el beoseot bulgogi bibimbap (setas y carne) y gangdoejang bibimbap (pasta de soja y vegetales variados), que son los más populares.

Sin duda el bibimbap nos ofrece no solo una hermosa experiencia a simple vista sino también un viaje  multi sabor al paladar.

Y tú ¿Ya has probado este delicioso platillo?

 

Deja tus Comentarios