Paz en movimiento: el inicio de la justa olímpica invernal

Delegación de Corea unificada durante la ceremonia de inauguración de PyeongChang 2018 (foto: Javier Soriano / Getty Images)

Lo que la política ha separado, el deporte lo ha unido.
Bajo un lema de paz, han dado oficialmente inicio los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018.

Por: Lupita Baz Cruces e Israel S. Alfonso

Justo a las 5 de la mañana, tiempo de México, dio comienzo la ceremonia de inauguración de los juegos invernales de PyeongChang 2018 Paz en movimiento, la cual estuvo enmarcada por un despliegue tecnológico donde las proyecciones HD y los asientos con luces LED llenaron de vida el estadio olímpico de PyeongChang.

Cortesía de: PyeongChang 2018 – 2018 평창 동계올림픽대회 및 동계패럴림픽대회

Y así, juntando la tecnología, la cultura tradicional y la modernidad fue como se llevó a cabo la apertura de la edición número 23 de los Juegos Olímpicos de Invierno.

Tradición

La ceremonia dio inicio con el sonido de la campana de la paz, con lo que se reafirmó que esta sería el eje principal de la ceremonia. Así, seguimos la travesía de cinco niños, que a su vez representaban a cada uno de los elementos que los coreanos consideran como el origen de las cosas. Durante este viaje, Haenaroe, Ara, Puri, Bichae y Nuri nos llevaron por un viaje a través del tiempo y la historia y cultura coreanas en el que convergieron tanto lo tradicional con lo contemporáneo.

Cortesía de: PyeongChang 2018 – 2018 평창 동계올림픽대회 및 동계패럴림픽대회

Este recorrido dio inicio con un tigre blanco que guio a los cinco pequeños por el pasado legendario de Corea donde nos escenificaron la creación del mundo, el mito fundacional de la península, entre otros aspectos de la vasta historia coreana, para terminar el primer segmento de esta ceremonia con danzas y música tradicionales, así como la entonación de la canción más representativa de esta nación, nos referimos al Arirang.

Cortesía de: PyeongChang 2018 – 2018 평창 동계올림픽대회 및 동계패럴림픽대회

Unión

 

Cortesía de: PyeongChang 2018 – 2018 평창 동계올림픽대회 및 동계패럴림픽대회

El segundo segmento estuvo conformado por el desfile de las naciones que tuvo la peculiaridad de regirse por el alfabeto coreano, motivo por el cual las naciones no aparecieron de la manera habitual del orden alfabético occidental, México desfiló como la décimo novena nación, y nuestro abanderado portó orgullosamente un traje de charro.

Así, durante el desfile de las 92 delegaciones participantes en estos juegos, vimos a países que debutan por primera vez en estas competencias: Ecuador, Kosovo, Eritrea, Nigeria, Malasia y Singapur; y fuimos testigos del momento más esperado y uno de los más emotivos de la noche: la aparición de la delegación anfitriona que, tras una larga separación, una guerra y muchos conflictos, se unía a su homólogo del Norte, para desfilar bajo la misma bandera.

Cortesía de: PyeongChang 2018 – 2018 평창 동계올림픽대회 및 동계패럴림픽대회

 

Fue así que ante los ojos de miles de espectadores a nivel mundial, con la aceptación de muchos y el rechazo de otros tantos, los atletas surcoreanos desfilaron junto con los atletas pertenecientes a Corea del Norte, demostrando al mundo que en ocasiones lo que la política separa, el deporte lo une.

 

Modernidad

Cortesía de: PyeongChang 2018 – 2018 평창 동계올림픽대회 및 동계패럴림픽대회

 Concluido el desfile de las naciones el comité organizador nos llevó a la etapa final de la travesía de los cinco pequeños por el tiempo: un viaje al futuro que los coreanos imaginan, donde la interacción con robots y la inteligencia artificial parecían un hecho muy tangible, al igual que medios de transporte fascinantes como un tren volador o un automóvil autónomo. Este viaje al futuro también nos presentaba un mundo completamente conectado y en el que destaca la unión entre los individuos para buscar siempre la paz. Posteriormente, este viaje terminaría con la iluminación de velas como una señal de la esperanza en busca de ese fin común tan anhelado por todos.

Paz

Cortesía de: PyeongChang 2018 – 2018 평창 동계올림픽대회 및 동계패럴림픽대회

El acto musical estelar nos presentó a cuatro cantantes coreanos de diferentes épocas. Así vimos como Ahn Ji Young del dúo Bolbbalgan4, Jeon In-kwon de la banda de rock Deulgukhwa, la cantante Lee Eun-mi y el cantante y compositor Ha Hyun-woo de la banda Guckkasten, entonaron el tema Imagine de John Lennon, mientras la paloma de la paz se formaba con velas coreanas y de fondo se proyectaba un video de 27 músicos callejeros de diferentes partes del mundo que ejecutaban la misma canción.

Cortesía de: PyeongChang 2018 – 2018 평창 동계올림픽대회 및 동계패럴림픽대회

Aunque este tema del miembro de The Beattles, se alejaba por completo de la tradición coreana, hace énfasis en el mensaje de paz y unión que el comité olímpico organizador quiso mostrar durante toda la ceremonia.

La llama olímpica vive

 Después de la entonación del himno nacional coreano y de los discursos del presidente de la República de Corea, Moon Jae-in, y del presidente del Comité Olímpico Internacional, el ex esgrimista Thomas Bach, tuvo lugar el juramento de los atletas, jueces y entrenadores, que por primera vez se hizo de forma conjunta.

Cortesía de: PyeongChang 2018 – 2018 평창 동계올림픽대회 및 동계패럴림픽대회

Una vez que el protocolo olímpico concluyó, un video nos presentó el recorrido que tuvo la llama olímpica desde Grecia hasta las montañas de Pyeonchang, de donde descendió hasta el estadio y fue llevada por varios deportistas coreanos en los últimos metros de su recorrido. Así, llegaba el segundo momento más esperado de la noche: la tradicional ceremonia de encendido del pebetero olímpico, en el que la llama olímpica iluminará la ciudad anfitriona por 16 días.

Cortesía de: PyeongChang 2018 – 2018 평창 동계올림픽대회 및 동계패럴림픽대회

Y cuando muchos imaginábamos que el encendido de la llama se realizaría por 2 jugadoras del equipo de hockey unificado de Corea (una del norte y una del sur), en lo alto de la montaña que llevaba al pebetero apareció la patinadora Kim Yu-Na, ganadora de medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 2010, quien fue la elegida para el momento cumbre de esta ceremonia. Así en un despliegue de tecnología y belleza, la llama olímpica iluminaría el estadio olímpico y cielo nocturno de PyeongChang.

16 días de justa olímpica nos esperan

Un despliegue impresionante de fuegos artificiales, acompañados de una presentación de danza a cargo de la agrupación Just Jerk, se dio por terminada la ceremonia y se daban por iniciados de forma oficial los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018.

Cortesía de: PyeongChang 2018 – 2018 평창 동계올림픽대회 및 동계패럴림픽대회

 

Cortesía de: PyeongChang 2018 – 2018 평창 동계올림픽대회 및 동계패럴림픽대회

La fiesta ha comenzado y ahora solo nos queda disfrutar de 16 días llenos de diversión y competencia en los que podremos admirar la destreza y gracia de los atletas que intentarán llevarse a casa una de las 102 medallas de esta justa deportiva.

No dejes de seguirnos en nuestra cobertura especial de #PyeongChangporKmagazine.

Deja tus Comentarios

Lupita Baz Cruces
Egresada de Letras Hispánicas de la UNAM. Traductora, correctora de estilo, editora y docente de español a extranjeros. Ha trabajado con editoriales como Random House, Ediciones El Naranjo y Tintable. Lectora apasionada y amante de la música y el baile. Entusiasta de la cultura asiática: dramas, anime, K y J pop, K y J rock, cine, moda y cocina. Soñadora, creadora de historias y todo un misterio sin resolver.