A taxi driver, una película para recordar la masacre de Gwangju

a_taxi_driver

A taxi driver recuerda los hechos del 18 de mayo, la masacre de Gwangju, una matanza estudiantil y civil que ocurrió en la provincia surcoreana durante el levantamiento contra la dictadura de Chun Doo-hwan en 1980.

No todas las películas históricas se remontan a lejanas guerras mundiales o reinos en Corea del Sur, algunas como A taxi driver recuerdan los terribles hechos de la historia contemporánea de Corea, en este caso la masacre de Gwangju.

Uno de los hechos más terribles del movimiento estudiantil y civil contra la dictadura de Chun Doo-Hwan se ubicó en la provincia de Gwangju, al sur de la península. Durante una protesta, el militar ordenó la matanza y disolución de la manifestación, lo que resultó en un saldo de, oficialmente, 200 personas fallecidas. 

Corea del Sur vivía un clima político complicado en 1980. Justo un año antes Chun Doo-Hwan llevó a cabo un golpe de Estado militar, tras el asesinato de otro presidente y dictador, Park Chung Hee.

El arduo control político y militar, al igual que las pocas condiciones democráticas y de libertad, provocaron que los surcoreanos se unieran en un movimiento estudiantil y civil contra las dictaduras. 

La historia de A Taxi Driver 

Este capítulo de la historia lo retoma el director Jang Hoon, quien cuenta cómo un taxista, interpretado por el actor Song Kang Ho (Memories of Murder y Joint Security Area), transporta a un reportero Alemán de Seúl hacia Gwangju, lugar donde se llevaba a cabo el levantamiento estudiantil.

Un drama que denuncia el uso desmedido de la violencia del gobierno y revive las historias no vistas del Movimiento Democrático de Gwangju. La cinta fue de las más taquilleras en Corea del Sur durante 2017, con una recaudación de 88.4 millones de dólares. 

¿Me involucro en el movimiento de Gwangju?

A taxi driver no sólo es una película para aprender historia, sino un filme que te hará reflexionar sobre la justicia, los valores y los conflictos de las personas cuando deben enfrentarse a un hecho tan complicado como un movimiento de lucha social.. 

Song Kang Ho interpreta un taxista un tanto despreocupado que, conforme avanza la historia comienza a darse cuenta de los sucesos del movimiento, por lo cual tendrá poner a prueba sus valores. Deberá decidir entre proteger su vida o ayudar a quienes se encuentran heridos en Gwangju.

Puedes leer: Song Kang-ho, el actor favorito de Corea

La motivación principal del taxista es obtener un mejor pago al transportar al periodista Jurgen Hinzpeter, quien necesitaba llegar a la zona para cubrir los hechos del movimiento. Pocos se aventuraban a la provincia, pero Song Kang Ho necesita algo más de dinero y decide llevar a su pasajero hasta el lugar, aunque el chofer no sabe exactamente los terribles hechos que ocurren en el lugar.

Entrar a la zona llena de militares y completamente cerrada es toda una odisea para ambos, sin embargo al llegar, el taxista observará con sus propios ojos las injusticias, el control militar, la lucha de los estudiantes y el dolor de la gente de Gwangju que resiste, por convicción o por sentido de justicia humana, para salvar a los heridos de la masacre que ocurre en la provincia.

A taxi driver te mostrará el dolor y la tristeza de las consecuencias del control militar. Además de algunas señas sobre las formas en que se manipulaba la información para ocultar las muertes y acusar a los estudiantes de ser provocadores del conflicto, por sus acciones violentas.

Si quieres aprender un poco de este terrible capítulo de las historia coreana, que como otros sitios en el mundo sufrieron masacres durante los regímenes autoritarios, puedes ver esta increíble y dolorosa película.

PD: búscala en línea, está disponible para que la rentes en YouTube películas.

Deja tus Comentarios