Amor de gata: Un amor sin máscaras

Amor de Gata (Netflix)

Amor de gata’ le da la posibilidad al espectador de imaginar cómo sería su vida si fuera gato y cuáles son los beneficios de ser un animalito de cuatro patas, sin embargo la forma en que se llega a ser gato es desconcertante.

Las más reciente producción de anime de Netflix es la película ‘Amor de gata’ es producida  por Studio Colorido, mismo que se encargó del anime de Pokémon: Twilight Wings.

Además dentro de la producción se unen grandes creadores de anime como Junichi Sato, mejor conocido en el género de magical girls, fue director de las dos primeras temporadas de Sailor Moon. Dentro del guión está involucrada Mari Okada, quien estuvo en la composición de animes como Toradora y Anohana. Por otra parte, el director Tomaka.

Sin duda Amor de Gata es una película que te sacará más de una lágrima y un suspiro, el romance juvenil que se desborda en una fantasía llena de gatos te enamorará. 

¿De qué va Amor de Gata? 

Alguna vez mientras miras a un gato o un perro llegaste a  pensar ¿que la vida sería más fácil si fueras una mascota? Con esta premisa arranca Amor de gata, que narra la historia de Miyo Sasaki una chica excéntrica mejor conocida por sus compañeros como Muge (Miss Ultra Gaga y Enigmatic). 

Su vida cambia cuando conoce al espíritu de un gato conocido como el Vendedor de Máscaras, quién engañosamente le ofrece una máscara que resolverá todos sus problemas, convirtiéndose en gato para poder conquistar a Kento, el chico que le gusta. Es así como se convierte en Taro, sin embargo cada decisión tiene consecuencias, incluso para los gatos.

Sonreír, no siempre significa estar bien

Si bien la premisa principal nos presenta un romance no correspondido entre dos niños, las personalidad de cada uno de los personajes parecen contradecirse entre sí, conforme la historia va avanzando, podemos notar que ambos tienen algo en común. Luchan por ser ellos mismos detrás de una máscara de lo que deberían ser. 

Miyo es una una chica fuera de lo común, ella es frecuentemente molestada por sus amigos debido a que la abandonó su madre cuando era pequeña y desde entonces se convirtió en una chica excéntrica. Ella siempre parece estar feliz, pero cuando regresa a casa ella finge tener una buena relación con su madrastra para evitar problemas. 

 Por su parte, Kento es un niño tímido que no muestra sus emociones ni lo que desea por miedo a decepcionar a las personas que están a su alrededor, pone su felicidad de otros sobre la suya. El desea encargarse del negocio de ceramica de su familia, pero aun no logra desarrollar del todo sus habilidades, sin embargo al ser el negocio familiar el desea mantenerlo y no sabe cómo expresarlo con su familia. Fácilmente se deja llevar por sus preocupaciones de problemas que no ocurren.

Ambos aprenden uno del otro, que el sonreír no siempre significa que las cosas van bien, la forma en la que las personas deciden superar sus problemas es diferente. Luego de su aventura en la Isla de los Gatos, ellos se dan cuenta que es mejor tomar valor y enfrentar sus problemas.

Lo que esconden las máscaras 

La Isla de los Gatos es un lugar a donde van todos los gatos cuando no los vemos, este mundo que es presentado en la película que está sobre nosotros y sólo los gatos tienen la habilidad de verlo. 

A este lugar también van los humanos que fueron engañados por el Vendedor de Máscaras. Este gato regordete que ofrece la oportunidad de ser un gato y olvidarte de todos tus problemas, sin embargo, el aceptar el trato con él lo haces dueño de la mitad de tu vida. Lo mismo ocurre con los gatos que desean ser humanos.

Mientras su tiempo como humana es cada vez más corto y su vida como gato es más cercana, Miyo llega a la isla en busca del vendedor de máscaras ahí conoce a otros humanos que estuvieron en su situación. Cada uno de ellos menciona que se arrepienten de su decisión de convertirse en gatos. 

Una de las gatitas que está en el bar, le cuenta que ella decidió huir de sus responsabilidades porque empezó a tener dudas de su papel como madre y si sus hijos estaban recibiendo el amor que realmente merecían. 

Otro gato, le dijo que él huyó porque no sabía cómo amar y ser amado, sus inseguridades lo sofocaron y decidió hacer el trato con el vendedor de máscaras, sólo para luego darse cuenta que tenían que enfrentar esos miedos. 

El amor de una mascota

Otro de los puntos que se destaca en la película es el amor de una mascota a su dueños, aquellos que tienen gatos o perros u otro animal, conocen este tipo de cariño. No sólo los humanos tiene la opción de convertirse en gatos, también ellos pueden convertirse en humanos. 

Kinako la gata de Kaoru Mizutani, la madrastra de Miyo. Desea convertirse en humana para hacerla feliz, ella es una observadora constante de los sutiles desdenes de Miyo a su dueña. Es por eso que ella busca obtener el cuerpo de ella para poder hacer sonreír a su dueña. 

Esta pequeña gata representa el gran cariño que los animales pueden tener a sus dueños, sólo quiere devolver un poco de la felicidad que esta le dio a ella. Su opinión cambia cuando logra el cambio pero se da cuenta que su dueña no es feliz, porque le hace falta su gata Kinako. Ella logra darse cuenta de eso y decide ayudar a Miyo a volver a ser humana.

***

Amor de Gata es más que una fantasía de romance juvenil y adorables gatos, el mensaje que transmiten a partir de la oportunidad del cambio y un escape de la vida humana es algo que se debe resaltar. 

Nos enseña que es válido decir que tienes miedo y que no estás bien, a ser valientes con nuestras decisiones y  a ser empáticos con quienes nos rodean, incluso con ese gato que parece odiarte, porque quizás algún día podría quitarte tu vida. 

Deja tus Comentarios