Anatomía de un drama: características que nunca pueden faltar

Si pensamos sobre todos los dramas que hemos visto, nos podremos dar cuenta de que todos tienen varias características en común, poseen un patrón que podemos identificar en cada historia, algo parecido a su anatomía, y es lo que los hace tan especiales. 

Personaje principal

Aunque veamos una pareja protagonista la historia casi siempre se centra más en un solo personaje, ya sea chico o chica, joven o adulto, es justo con este personaje en donde comienza la historia, ya sea con un fragmento de su niñez, de su trabajo, una tragedia o un acontecimiento feliz, es ahí de donde se desencadena el resto de la historia. 

El encuentro

Dentro de los primeros capítulos, la pareja protagonista, quienes aparecen en los posters, tienen su primer encuentro, o si ya se conocen, como es el caso de los amigos que se enamoran de chicos, hay un suceso particular que despierta e incentiva esos sentimientos.

Los secundarios

Ya sea después o antes del acontecimiento que une a la pareja protagonista, el chico o chica principal, se encuentra con el personaje secundario, es decir, la persona que va a ser incondicional (o no) que va a formar parte del triángulo amoroso, aunque en algunos casos, puede que en lugar de ser los típicos tres, son 4 quienes se ven involucrados en los líos amorosos. 

El objetivo

Siempre hay un sueño o meta a lograr por parte de los personajes, sobre lo que va a girar totalmente la historia y de la mano va a ir la relación amorosa (en dado caso de tenerla) Puede que se enfoque en una meta profesional, en descubrir la verdad de la familia, en estudiar o hasta en venganza.

Los obstáculos

Durante la trama pareciera que todo va marchando de maravilla para los personajes, eso hasta que el villano hace de las suyas o encuentra algún punto débil del protagonista, es justo cuando todo se pone feo, hay peleas, tristeza, enojos y todo lo bonito que se había venido construyendo parece que terminará mal.  

La separación

Todas las historias tienen este punto de quiebre, cuando todo marcha bien, un suceso inesperado hace que la pareja principal se separe por un tiempo, que a veces suele ser unos días o incluso años, pero sabemos que en un punto cercano se van a reencontrar, lo que significa que el final está por llegar. 

El enigma

Adicional a los problemas de los personajes, la trama y el lugar donde se desarrolla la historia siempre hay un enigma que debe de resolverse, pero no significa que este secreto debe estar ligado directamente al protagonista, muchas veces puede ser sobre algún personaje secundario con el que convive. 

La culminación

Una vez que todo lo anterior ha sucedido, se ha descubierto la verdad sobre todo, los personajes principales están juntos, se ha resuelto el problema que enfrentaban desde el inicio, hay calma en la historia, los malvados están siendo castigados o han aprendidos su lección. es entonces cuando llegamos al final de la historia en donde hay veces que nos muestran un poco de cómo son felices y que tienen un futuro brillante. 

***

Cada drama es un mundo diferente desde el inicio hasta el final, pero internamente están construidos con una serie de sucesos que podemos identificar durante la historia que le dan esos giros inesperados y nos hacen amar u odiar el drama. He aquí la anatomía de un drama.

8 pasos prácticos para elegir k-dramas

Deja tus Comentarios

Mariana García
Licenciada en mercadotecnia y publicidad, dramática de alma y corazón. A veces soy kawaii