Banchan: los platillos que acompañan la mesa coreana

La cocina tradicional coreana es uno de los elementos más representativos de la cultura coreana a nivel mundial. Y es que sus deliciosos platillos trascienden las fronteras de la península. Esto es debido a la historia y tradición que hay detrás de cada platillo así como de cada elemento que compone la mesa coreana. Uno de los elementos más importantes en las mesas de los coreanos son los banchan (반찬).

Pero ¿qué son los banchan (반찬)? Estos son platillos de acompañamiento que se ponen en la mesa para justamente acompañar al platillo principal. Este tipo de guarniciones se sirven en pequeñas porciones y son elementos muy típicos y representativos de la cocina coreana.  De hecho, en ninguna otra cocina asiática se sirven tantos acompañamientos o incluso simplemente no se sirven.

Los banchan son tan importantes en la cultura gastronómica coreana que es casi imposible que un coreano coma si no hay algún platillo de acompañamiento. El banchan más común y popular es el kimchi (김치). Esta  guarnición es el alimento más básico y esencial que un coreano puede comer como acompañamiento. El kimchi es un platillo tan representativo que incluso la UNESCO lo nombró patrimonio inmaterial de la humanidad.

La variedad de los platillos que se consideran banchan es muy basta, tanto como los platillos fuertes que forman parte de la gastronomía coreana. A continuación te enlistamos 5  tipos que suelen estar presentes en la mayoría de las mesas coreanas a la hora de comer.

 

                               5 ejemplos de banchan

 

Kimchi (김치) : Tal como te lo mencionamos anteriormente, este es el más básico y el principal platillo de acompañamiento para los coreanos. Ya sea que lo consuman en su versión tradicional, hecho a base de col china llamado Baechu (배추), o en alguna de sus otras versiones, como el Kkakdugi (깍두기), hecho a base de nabo blanco; o el Oi sobaki (오이 소박이), preparado con pepino. Al final usualmente siempre habrá alguna variedad de kimchi en la mesa.

Namul (나물): Se trata de verduras que son cocidas al vapor. Después se aderezan o se saltean con un toque de aceite de ajonjolí (sésamo). La variedad de las verduras que se usan para preparar esta guarnición puede ser mucha pero generalmente se utilizan: brotes de soja, espinacas y rábanos, etc. El nombre del namul varía según la verdura utilizada y en una misma mesa puede haber varios tipos de namul como banchan.

Jorim (조림): Este es un banchan que puede ser hecho a base de pescado, tofu, carne, mariscos o verduras Es una reducción a fuego lento que siempre conserva algo de caldillo, generalmente es un caldo picante acompañado con ajo y cebollín. Este acompañamiento tiene su primera aparición en recetarios del siglo XVII y desde entonces es un indispensable de los banchan. 

Jjim (찜): El término jjim sirve para referirse a todos los platillos cocinados al vapor y que van acompañados de algún caldo o sopa. Estos pueden estar hechos con ternera, verduras, pollo, pescado o mariscos. Incluso el soufflé de huevo se considera un jjim, ya que se prepara al vapor. 

Buchimgae (부침개): Los buchimgae son pequeñas tortitas fritas capeadas con huevo y harina. Estas se pueden hacer con verduras, tofu, mariscos o carne. Generalmente a la mezcla que se usa para capear se le agrega huevo, harina, cebollín y chile. Después de capear y enharinar  los alimentos estos se fríen hasta que la masa esté cocida. Finalmente se sirven en pequeñas porciones. 


                                             ***

Estos son solo algunos de los banchan que pueden estar presentes en las mesas coreanas. Así que ya lo sabes, mientras esperas a que tu platillo principal esté listo puedes probar de esta diversidad de guarniciones y disfrutar de una gran variedad de sabores.

Deja tus Comentarios

Joey Rivas
-Lic, en Administración por la UNAM -Certificado en idioma coreano y chino -Interprete y traductor -Apasionado de la cultura asiática