Bring The Soul: el rostro humano de BTS

Hablar de BTS siempre es toda una odisea, ya que estamos hablando de un grupo que a pesar de su corta trayectoria, seis años, han logrado lo que otros no han podido ni siquiera imaginar. Incluso ya cuentan con tres películas que han sido exhibidas en más de 100 países alrededor del mundo: The “BTS World Tour Love Yourself in Seoul”,  Burn The Stage y ahora Bring The Soul: The Movie.

Bring The Soul, lo que todo fan espera ver

El documental inicialmente nos transporta a un 21 de octubre del 2018 a París, Francia; un día después de lo que sería su último show de la gira Love Yourself por Europa. 

Todo se centra en ese momento, en una habitación en donde  BTS está por unirse a cenar, y que como en muchas familias, independientemente de la nacionalidad, ese es el momento perfecto para compartir memorias.

Con cada intercambio de experiencias y añoranzas, BTS abre las puertas de su intimidad invitándonos a recorrer con ellos la gira. Es decir, nos vamos de viaje a su lado con la serie de clips que conforman Bring The Soul, desde su primer fecha un 25 de agosto del 2018 en Seúl, con más de 900 mil ARMY en sus dos fechas, hasta llegar a ese cálido momento al concluir una parte de la gira más significativa de sus carreras.

Este largometraje nos da un pase VIP tras bambalinas, donde vemos sus ensayos, sus reuniones y sus preocupaciones sobre cada concierto. También los acompañamos en sus trayectos a cumplir su agenda, horas interminables dentro de un avión y las incomodidades que ello implica, así como ver a un BTS fuera del escenario, disfrutando del placer de la comida, creando nueva música y toda diversión junto a sus compañeros. 

En otras palabras RM, Jin, Suga, J-Hope, Jimin, V y Jungkook, nos muestran de una manera más abierta lo difícil que puede llegar a ser idol, como con la lesión en el tobillo de JungKook, el dolor crónico de Jimin, la falta de fuerza en los músculos de SUGA, así como la pérdida de voz de V; pero por otro lado también develan el lado donde todo vale lo que cuesta y eso es precisamente el lazo que han creado con cada miembro y el amor de sus ARMY. Es así como logramos ver a un BTS más humano y mucho más real.

BTS Concierto

Por otro lado, si me preguntan qué es Bring The Soul diría que es precisamente eso: nos muestra el alma de cada uno de ellos a través del documental. BTS nos da detalles de su vida que nos hacen ver con otros ojos a cada miembro. 

Ahora sabemos que el invierno tiene un olor y que Jungkook es fanático de ello, y como las pequeñas cosas le pueden sacar una enorme sonrisa como lo es comer con sus compañeros después de un concierto. También descubrimos que V tiene una pasión irrefrenable sobre el arte y le dará su tiempo libre sin pensarlo, y como ama comer Hotteok en cualquier país, incluso en Francia.

Pero sobre todo logramos ver que el líder, RM, sabe mucho más de lo que aparenta, ya que habla del sufrimiento de la persona que espera y de los que hacen esperar. Comenta que es por ello que dan todo de sí sobre el escenario, para que con su actuación puedan mostrar lo agradecidos que están por la presencia de todas las ARMY que han tenido que esperar por su llegada.

BTS Bring The Soul

Por tal emotivas palabras y el mensaje que desean hacer llegar a todos las ARMY del mundo, los fans no se han hecho esperar en hacer presencia en las redes sociales para compartir sus sentimientos sobre este documental.

En definitiva Bring The Soul es toda un experiencia. Es decir, haciendo una recapitulación de estos seis años, llenos de sueños y éxitos, me lleva a pensar en el proceso que estos siete chicos tuvieron que vivir para llegar a lo que son al día de hoy, y es precisamente mediante este largometraje que nos hemos dado cuenta que no es nada fácil.

Quizás eso mismo fue lo que llevó a BIG HIT Entertainment y Camp Entertainment crear  Bring The Soul: The Movie, para que entendamos que al final del día, ellos siguen siendo tan humanos como cualquiera de nosotros.

 

Deja tus Comentarios

Diana Badillo
Egresada de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Traductora por profesión, hotelera por ocupación y amante de la cultura coreana por vocación. Mi gusto por Corea inició con los dramas, seguido del K-pop, la literatura, su gastronomía y el idioma. Actualmente disfruto de todo lo que este país puede ofrecer. Orgullosamente ELF.