Cancelación de la ley de extradición y aumento de manifestaciones en Hong Kong

Carrie Lam cancela ley de extradición en Hong Kong
Carrie Lam. Créditos: Anthony Wallace/AFP - Hong Kong Free Press

Por: Esmeralda Velásquez

 

Después de arduas semanas de manifestaciones en Hong Kong se logró el objetivo principal. La jefa de Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, anunció la cancelación de la ley de extradición de criminales a Pekín anteriormente propuesta. Dicha ley fue la que originó las inconformidades de la sociedad hongkonesa.

El 4 de septiembre pasado, Carrie Lam, anunció a la sociedad hongkonesa la suspensión del proyecto de extradición. Esto con el objetivo de apaciguar las  protestas que se suscitaron en el territorio desde hace más de 13 semanas. Recordemos que a raíz de esta iniciativa de ley comenzaron las movilizaciones por parte de la sociedad. Con dichas manifestaciones solicitaron la implementación de una democracia efectiva. También, el respeto por parte del gobierno chino a la autonomía de Hong Kong.

***

Aunque se logró algo tan significativo con la cancelación de la ley de extradición, la sociedad en Hong Kong continuará manifestándose. Esto hasta que las demandas posteriores que se hicieron al gobierno hongkonés sean atendidas. Entre estas se encuentran las siguientes: 

  • Que el gobierno retire el calificativo de revuelta a las manifestaciones por parte de la sociedad. En este sentido, cabe subrayar que Lam calificó las movilizaciones como revueltas. En Hong Kong dicha práctica se encuentra penada con 10 años de prisión. Por lo tanto, los participantes en estas actividades pueden salir perjudicados. 

 

  • La creación de una Comisión Independiente que investigue los constantes abusos de las autoridades en Hong Kong hacia los manifestantes. Se busca dar apertura a las investigaciones sobre la manera de actuar policial en las manifestaciones. Esto con el propósito de frenar la violencia y atropellos por parte de las autoridades.

 

  • Dejar en libertad a los manifestantes detenidos. Durante los primeros meses se detuvieron al menos a 420 personas. Fueron acusados de generar revueltas, por lo que podrían pasar 10 años en prisión. Los manifestantes buscan dar la oportunidad a la sociedad de exigir sus derechos sin ser recriminados o amenazados por las autoridades. 

 

  • La no intervención de China en la autonomía de Hong Kong hasta el año 2047. Ante esto cabe mencionarse que Hong Kong fue una colonia británica que se incorporó a la China Continental en 1997. Como uno de los acuerdos entre Londres y Pekín, se le dio la garantía de su autonomía hasta 2047. Algo que no se está tomando en cuenta hoy en día. Es decir, lo que la sociedad hongkonesa busca es garantizar su autonomía hasta esa fecha y ver la forma de mantenerla permanentemente.
manifestaciones por la cancelación de la ley de extradición
Manifestantes en las movilizaciones. Créditos: Philip FONG/AFP – Infobae

***

Ante este panorama, las autoridades de Hong Kong se mostraron poco accesibles para atender dichas demandas.  Aceptaron únicamente la creación de un organismo interno, el Consejo Independiente de Quejas sobre la Policía. Aunque no es el organismo propuesto por la sociedad, busca los mismos intereses que ellos persiguen. La investigación de los actos policiales. 

Los hongkoneses afirman que la cancelación de la ley de extradición solo es una estrategia del gobierno para apaciguar las inconformidades de la sociedad y posteriormente dar fin a las manifestaciones. Asimismo, consideran que se busca garantizar el 70 aniversario de la fundación de la República Popular de China. También reafirmar el liderazgo del gobierno de Hong Kong ante esta crisis política. 

De acuerdo con información de fuentes como El País y CNN, los manifestantes consideran tardía la cancelación de la ley de extradición. Exponen que, contrariamente a los objetivos de las autoridades hongkonesas, las manifestaciones continuarán. Esto hasta que sus demandas sean atendidas y las políticas en Hong Kong puedan ejecutarse con democracia, respetando los derechos de los ciudadanos.  

Como se sabe, dichos enfrentamientos entre sociedad y autoridades policiacas han mostrado la poca garantía de los derechos humanos en el territorio. Así como también el poco compromiso del gobierno hongkonés con la seguridad de la sociedad. Por lo que estos se convirtieron en factores importantes para la ampliación de las demandas sociales y la intensificación de las manifestaciones.

***

Debemos agregar que la intromisión del gobierno chino desequilibró severamente el sistema político autónomo ejercido en Hong Kong. Esto por apoyar la ley de extradición y entrometerse en las manifestaciones. Debido a estas cuestiones podría crearse un puente que podría ocasionar futuros conflictos entre ambos gobiernos. Primeramente, porque la autonomía de Hong Kong tiene fecha de culminación en 2047 y su interés de preservar dicha autonomía seguirá latente hasta convertirse en un país autónomo e independiente. En segundo lugar, el interés de China de ejercer su poder ante el territorio hongkonés podría intensificarse hasta lograr dicho objetivo.

Ante esto, cabe aseverar que la crisis de Hong Kong no es únicamente política, también es social y económica. Esto debido a las serias repercusiones que se han dado en el territorio de Hong Kong en términos turísticos y financieros. Donde los intereses de la China Continental y la sociedad hongkonesa van en aumento, creando incertidumbre en el apaciguamiento de las actuales manifestaciones.  

Deja tus Comentarios