Daibutsu: las estatuas gigantes de Buda

El budismo es una de las religiones más practicadas en Japón, esto se refleja no solo en los numerosos templos construidos a lo largo de la isla, sino también en las numerosas representaciones de Buda que podemos encontrar en Japón. Un ejemplo de estas son las daibutsu o estatuas gigantes de Buda.

Por: Ilse Juárez

Las estatuas gigantes de Buda o daibutsu son más que un atractivo turístico en Japón. Nos hablan de todo un sistema de creencias que se basa en el budismo mahayana y el sintoísmo.

La altura de la estatua se establece por el sistema de medida del antiguo Japón imperial; el shaku 尺 (30.3cm) y el jou (10 shaku). Una estatua daibutsu debe medir más que 1 jou 6 shaku, o 4.85 m. 

Los templos que suelen acompañar estas estatuas también responden a este sistema de medidas; la distancia entre los pilares del templo es de un ken (6 shakus o 181.8 cm).

Los japoneses usaron estas medidas para expresar la grandeza del Buda, así como la forma en la que trascendió la naturaleza humana al alcanzar la iluminación. Los daibutsu tienen distintos mudras o gestos sagrados hechos con las manos, cada uno representa alguna enseñanza o momento en la vida de Buda.

Budismo en la arquitectura japonesa: la influencia en los periodos Nara y Asuka

Nara daibutsu

Nara Daibutsu es el más antiguo de todos. Se erigió en el año 606, en el templo Todai-ji en la prefectura de Nara. Mide 14.85 metros y en la actualidad solo el rostro así como los dedos de la mano derecha son de la escultura original, ya que todo el templo de Todai-ji ha sufrido numerosas modificaciones.

La estatua representa al Vairocana Buda, el Buda de la sabiduría y la iluminación universal. Este realiza el abhaya mudra, pues tiene la mano derecha levantada con la palma hacia el frente, mientras el brazo izquierdo descansa sobre la pierna. Este gesto simboliza la protección y disipación del miedo en el momento justo después de alcanzar la iluminación.

Kamakura daibutsu

Localizado en el templo Katakuin en la ciudad de Kamakura en la prefectura de Kanagawa. Mide 13. 35 metros y está hecho de bronce. Esta estatua se caracteriza por tener algunos huecos o ventanas que permiten transitar por dentro y ver a detalle el proceso de fundición.

El Amitābha Buda representado es la figura más importante del Budismo de la Tierra Pura. Este budismo nos habla de que al ser tan difícil alcanzar el nirvana, uno puede dedicar su vida a la devoción del Buda Amitābha y reencarnar en la Tierra Pura donde es seguro alcanzar la iluminación. El Buda Amitābha o de la luz infinita, está en posición de meditación de esta forma muestra su compromiso en la iluminación de todos los seres.

Fukuoka daibutsu

El buda reclinado más grande de Japón se encuentra en el templo Nanzō-in en Fukuoka. Se construyó en 1995, tiene un largo de 45 metros y una altura de 11 metros.

La posición tan peculiar representa al Buda histórico durante sus últimos momentos de vida. La expresión calmada y serena de su rostro nos hablan de la sabiduría y compasión que el Buda ha alcanzado. Esta representación no busca provocar tristeza en el espectador, sino mostrar el semblante y sabiduría con la que  enfrenta la muerte tras liberarse del sufrimiento.

Gifu daibutsu

El gran Buda dorado del templo de Shōhō-ji en la prefectura de Gifu. Se erigió en el año 1832 y mide 13.6 metros. Este Buda se conoce por el peculiar método que se usó para su construcción.

La estructura está hecha con madera de ginkgo biloba. La forma fue hecha con ramas de bambú, cuidadosamente moldeadas,  después se cubrió con arcilla y hoja de oro.

Esta representación nos muestra al Buda que realiza el mudra karana, gesto donde la mano se encuentra a la altura del pecho, los dedos medios y el pulgar se tocan y el dedo meñique e índice señalan hacia arriba. Es uno de los mudras más poderosos que se usan en el budismo para alejar el mal y las energías negativas.

Estas son solo algunas de las estatuas gigantes de Buda que puedes encontrar en Japón, como vimos cada una tiene algo único que la caracteriza.

Increíblemente gigantesco: El Gran Buda de Leshan

Deja tus Comentarios