Death Song: El amor en tiempos de la ocupación japonesa

Death Song es tan sólo uno de los dramas que narra un poco de cómo fue la vida para los coreanos durante la ocupación japonesa, pues Mr. Sunshine y Chicago Typewriter también tocan el tema. Los tres puedes encontrarlos en Netflix. 

Un poco de historia…

El 1°de marzo en Corea del Sur se celebra el Día del Movimiento por la Independencia. También llamado Samil Independence Movement. Este día se conmemora la serie de manifestaciones para la Independencia Nacional Coreana de Japón, que comenzó en 1919 en  Seúl y pronto se extendió por todo el país. 

Durante la ocupación de Japón sobre varios países asiáticos, entre ellos Corea, el país del sol naciente impuso su cultura. Tal fue el caso de no permitir que las personas usarán su lengua materna, sino que debían aprender japonés.

El movimiento lo iniciaron 33 líderes culturales y religiosos coreanos que, después de casi 10 años de dominio japonés, redactaron una «Proclamación de Independencia» coreana y luego organizaron una manifestación masiva en Seúl el 1 de marzo de 1919. Si bien el movimiento no logró su objetivo primordial de independencia nacional, fue significativo en el fortalecimiento de la unidad nacional.

Death Song, un triste amor

Death Song, también conocida como Hymn of Death, es una mini serie coreana de tan sólo tres episodios. Es una historia de romance, envuelta en un drama de época ambientado en el corazón de la Corea, entonces ocupada por los japoneses. 

 Este k-drama se basa en la vida de Yun Sim-deok, interpretada por Shin Hye-sun (Angel’s Last Mission: Love), la primer cantante  soprano profesional de Corea, y su nombre hace referencia a su canción más famosa, 사의 찬미 o In Praise Of Death

Hymn of Death narra la historia de su romance con el dramaturgo Kim U-jin, interpretado por Lee Jong-suk (Romance is a Bonus Book). La historia es tan popular que se ha adaptado a varios medios; incluida la película Death Song (1991) y la novela de Han So-Jin, Elogio de la muerte.

De acuerdo con el diario coreano JoongAng, Yun Sim-deok y Kim U-jin se suicidaron en 1926 mientras estaban en un barco que los había llevaba de la ciudad japonesa de Simonoseki a la costa coreana en Busan. 

Ambos tenían 29 años en el momento de su muerte, saltaron al mar de Hyunhaetan. 

Aunque las adaptaciones se centran principalmente el la historia de amor entre ambos artistas, también son un guiño de cómo era la vida en la Corea de 1920 bajo la ocupación japonesa, que entró en vigencia en 1910. 

Si bien la ocupación permitió un intercambio de cultura, tal y como se muestra en el drama con la popularidad de Yun Sim-deok en Japón, donde recibió una beca del gobierno para estudiar en Tokio, la ocupación también fue profundamente perjudicial para este ámbito.  Se tiene registro de que las escuelas y las universidades no permitían hablar el idioma coreano.

¿De qué va Death Song

La búsqueda de la libertad frente a la opresión y tropezar con el amor prohibido. Este k-drama sigue la vida de los dos jóvenes artistas antes de su muerte. Mientras  Kim U-jin era un dramaturgo prometedor que tenía un matrimonio arreglado, Yun Sim-deok era una joven cantante que intentaba que sus talentos fueran reconocidos en Seúl.

 A sus 25 años, Kim Jin estudiaba  literatura inglesa y vivía solo, lejos de su adinerada familia. Le gustaba escribir aunque lo hacía a escondidas porque su padre no lo permitía.  Él aparenta ser un joven fuerte, que además buscaba la libertad de su país y quería expresarlo a través de su escritura. 

Sim-Deok, con la misma edad, era una joven talentosa para el canto con la responsabilidad de mantener a su familia, dado que su padre se encontraba muy enfermo. Su madre la presionaba porque quería que sus otros dos hijos pudieran estudiar música en el exterior. El sueño de Sim-Deok, era ser escuchada más allá de los límites de Corea del Sur. Ella se convirtió en la primera soprano coreana.

Ambos se encuentran en momento desafortunado de la historia de su país, sin embargo esto no impide que poco a poco el amor entre ambos crezca. Aunque en un inicio parecen ser indiferentes uno de otro, poco a poco, cada uno entenderá las dificultades del otro a causa de la represión en la que están sometidos.

Un amor  llevado a los límites. Aunque la historia de Yun Sim-deok es trágica,  su legado es el de una artista indudablemente coreana cuyos esfuerzos sobrevivieron a la ocupación y que definieron gran parte de su vida.

***

Death Song es sin duda un drama coreano que los fanáticos de la historia de Corea no querrán perderse.

Deja tus Comentarios