El banco coreano KEB Hana Bank llega a México

Banco coreano KEB Hana Bank

Hace un par de años te comentamos que La Comisión Nacional Bancaria y de valores (CNBV)  consideraba que el KEB Hana Bank, institución de origen coreano, cumplía con las condiciones necesarias para instalarse en México en esta nota. Sin embargo, aunque se le autorizo organizarse y operar como institución de banca múltiple filial aun faltaba cumplir con otros requisitos para iniciar operaciones formales.

Este año, el 31 de enero la CNBV anuncio la autorización para que dicho banco comience a operar de manera oficial con el nombre de Banco KEB Hana México.

Como bien menciona el comunicado, la institución bancaria filial de KEB Hana Bank Limited, tendrá como actividades preponderantes brindar servicios financieros a empresas para apoyar el comercio internacional, particularmente el comercio entre México y Corea del Sur. Por lo que este banco será exclusivamente para el financiamiento corporativo, y no para el público en general; la oficina matriz se encuentra ubicada en la Ciudad de México.

Con el inicio de operaciones de KEB Hana México, se anuncia que suman ya 51 bancos en operación en nuestro país. De entre los cuales 6 son de origen asiático, dos japoneses: Bank of Tokyo Mitsubishi y Mizuho Bank; dos chinos: Industrial and Commercial Bank of China, Bank of China; y dos coreanos : Shinhan Bank y KEB Hana Bank Mexico.

Hana Bank Limited, accionista principal de Banco KEB Hana México, es la institución bancaria más grande de la República de Corea y cuenta con una red global que opera en 24 países en Asia, América y Europa.

Sin duda alguna el inicio de operaciones de la institución bancaria en el país, parece prometedor para el fortalecimiento del comercio internacional y específicamente entre Corea y México.

 

 

Deja tus Comentarios

Ale Cruz
Comunicóloga, la UNAM es mi alma mater. Soy Leo en el zodiaco occidental y caballo de metal en el chino. Nací en el 90 por lo que crecí casi de forma paralela con el Hallyu hasta que el destino nos cruzó en el 2011, desde entonces vivo enamorada de la cultura coreana. Me gusta: escribir mientras bebo un americano, la comida asiática, ver dramas y Super Junior.