El juego que salvó a Heung-Min Son del Servicio Militar

La noche del 1 de septiembre se convirtió en una noche histórica para Corea del Sur y también para Heung-Min Son.

El pasado sábado, Corea del Sur y Japón se disputaron el oro en fútbol en los Juegos Asiáticos 2018 en la ciudad de Singapur. Tras un partido lleno de adrenalina y emoción, Corea se convirtió en el campeón del fútbol asiático al anotas dos goles contra Japón, equipo que sólo logró anotar uno.

Lo mejor del triunfo no fue sólo obtener el oro, sino que todo el equipo quedó exento de realizar el servicio militar, y eso incluye al capitán del equipo, Heung-Min Son.

Son, quien actualmente juega para el Tottenham, se emocionó hasta las lágrimas al saber que el servicio militar no iba a interrumpir su carrera futbolística.

“Es el mejor día de mi vida”, dijo Son a la AFP con la medalla de oro colgando de su cuello. “Estoy muy orgulloso de mis compañeros. Sin el apoyo del pueblo surcoreano no hubiéramos podido ganar este torneo. Creo que esta medalla es la mejor manera de agradecerles por tanto apoyo”, puntualizó.

Recientemente Son, de 26 años, había renovado su contrato con los Spurs hasta el 2023, y el partido del sábado definiría si Son continuaría jugando para el Tottenham o si tendría que suspender sus planes para cumplir con su deber como ciudadano surcoreano.

En redes sociales, el equipo al cual pertenece Son, festejó el triunfo de Corea del Sur:

 

Como recordarán, en Corea del Sur todos los hombres deben cumplir con 21 meses de servicio militar obligatorio, y la única manera de evitarlo es conquistar un título mundial, ganando una medalla en los Juegos Olímpicos o el oro en un evento olímpico continental.

Indudablemente el equipo hizo un grandioso trabajo y la mejor recompensa es que no tendrán que pasar 21 meses en un campo militar.

¡Felicidades al equipo y a Heung-Min Son!

 

Deja tus Comentarios

Yarizbeth Kim
Estudiante de Comunicación de la Universidad Vizcaya de las Américas. Conocí Corea a través de su música en el 2011, a raíz de eso comencé a interesarme por dicho país y su cultura y fue así como terminé enamorándome de Corea. Durante dos años tomé la Licenciatura en Estudios Coreanos y durante éstos años he asistido a diversos eventos que me han ayudado a conocer y entender mejor todo lo relacionado con Corea.