El presidente surcoreano Moon Jae In, ¿el intermediario entre Corea del Norte y el Vaticano?

El portavoz presidencial, Kim Eui Kyeom, anunció que el presidente de Corea del Sur, Moon Jae In,  se reunirá en el Vaticano con el Papa Francisco. Esto como parte de la gira de nueve días que estará realizando por Europa y que dará inicio este fin de semana.

La reunión con el representante de la Santa Sede está encaminada para que el presidente reciba la bendición y el apoyo del Papa para la paz de la península coreana, así como establecer un diálogo en torno a la cooperación entre Corea del Sur y el Vaticano.

Todo apunta que nuevamente el presidente surcoreano será el enlace entre el Vaticano y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un. Recordemos que hace un par de días Kim Jong Un envió un ferviente mensaje al Sumo Pontífice en donde lo invitó a visitar Pyongyang.

En teoría la constitución de Corea del Norte permite la libertad de culto mientras no atente contra el Estado. El régimen limita la práctica religiosa, ya que se encarga de vigilar, aprobar los lugares, los cuales son muy contados, para permitir algún tipo de culto, y no esta permitido ninguna actividad religiosa abierta.

La invitación que ha extendido Kim Jong Un al Papa aún no tiene respuesta. Posiblemente luego de que se reúnan el papa y el presidente surcoreano,  los días 17 y 18 de octubre, exista una respuesta a la solicitud del líder norcoreano.

Esta acción será la última que realice Kim Jon Un en el año, además lleva como mensaje su intención de fortalecer su mensaje de paz para la península norcoreana, así como su persistente idea de desnuclearizar la zona.

La religión en Corea del Sur

No es de sorprender que el presidente surcoreano Moon Jae In pise suelo santo, pues se sabe que profesa la religión católica.  A diferencia de otros países en Corea del Sur ha existido una apertura a distintas religiones, permitiendo la coexistencia de creencias como: el cristianismo, catolicismo o el budismo.

“La sociedad contemporánea de la República de Corea se caracteriza por su diversidad religiosa; es notoria la predominación del budismo y el cristianismo, su coexistencia con religiones tradicionales como el Musok, conocido como ‘chamanismo coreano’, y el confusionismo, así como nuevos movimientos religiosos”, escribió la profesora Silvia Seligson en el texto El budismo coreano.

Datos actualizados muestran que en Corea del Sur alrededor del 27.6% de la población profesa el cristianismo, de ese porcentaje se divide entre un 20% que son protestantes y un 10% son católicos. El budismo cuenta con un 15. 51%, mientras que el 56.9% de la población reconoce no estar afiliado a alguna religión.

Aunque por mucho tiempo el budismo fue la principal religión del país, el paso a la modernidad permitió que el panorama en este tema sea más amplio que en otros países.

“A diferencias de otras naciones los coreanos son de mente muy amplia en cuanto a las cuestiones religiosas y la población en general respeta el hecho de que cada individuo profese la religión de su agrado o que incluso no profese ninguna”, escribió Israel S. Alfonso en el la nota Cristianismo en Corea.

Visita del Papa
El papa Francisco en su visita a Corea del Sur.

Por lo tanto, la reunión entre el Papa Francisco y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae In, no es tan relevante ya que es una reunión de protocolo. Lo que si es importante dentro de este anuncio es el mensaje que le hará llegar al pontífice, por parte del líder de Corea del Norte, siendo el intermediario entre ambos.

¿Será el Papa el primero en pisar suelo norcoreano?

Deja tus Comentarios

Aleida Guevara
Egresada de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón. Mi interés por la cultura coreana surgió con lo dramas, posteriormente me interese por el K-indie y el K-pop.