El primer satélite geoestacionario ambiental del mundo es coreano

Por: Paola Ruiz 

Chollian 2B, es el nombre del satélite geoestacionario ambiental coreano que el Instituto de Investigación Aeroespacial de Corea (KARI) tiene planeado lanzar a la atmósfera terrestre en febrero de este año. Este satélite multipropósito es el primero de su tipo. Su objetivo principal es la observación ambiental en tiempo real de contaminantes. Tanto atmosféricos (polvo fino), como los marinos, entre los que se incluye la marea roja. Chollian 2B es el sucesor del satélite Chollian 1 (satélite lanzado en el 2010 que monitorea comunicaciones, océanos y clima) y tendrá una vida útil de 10 años en operaciones. 

***

El pasado 4 de diciembre, el KARI dio a conocer que la tecnología del Chollian 2B es coreana en su totalidad. El satélite de 3,4 toneladas está equipado con la más innovadora y última tecnología usada en dos unidades de sensores principales. Estos incluyen el primer Espectrómetro de Monitoreo Ambiental Geoestacionario (GEMS) del mundo y un sensor de imagen (GOCI-2) con una mejor resolución óptica para el monitoreo del océano. 

El sensor GEMS que posee el Cholian 2B es capaz de rastrear a más de 5,000 kilómetros en tiempo real hasta 20 tipos de contaminantes del aire. Entre estos se incluyen el polvo fino o amarillo (uno de los principales retos a eliminar en la península coreana). Así como también el dióxido de carbono y el ozono.  Además, de acuerdo con Instituto de Investigación Aeroespacial de Corea (KARI), el GEMS se encuentra dos años por delante de otros sensores similares en satélites que se están desarrollando actualmente en Estados Unidos y países europeos.

De acuerdo con el Ministerio de Ciencia y TIC de Corea, el satélite comenzó su traslado el domingo 5 de enero hacia el puerto espacial de Kourou, en la Guyana Francesa, donde se tiene planeado que será lanzado el 19 de febrero. Luego de su llegada, el satélite será revisado por ingenieros coreanos antes de ser llevado por el vehículo espacial Ariane-5 hacia su órbita.  

 

***

Este satélite, después de ser lanzado, entrará en una órbita geoestacionaria de 128,2 grados que se encuentra ubicada a casi 36,000 km sobre el ecuador. Una órbita geoestacionaria es una órbita circular que continuamente observa un área determinada y que sigue la rotación terrestre, esto le permitirá al satélite poder cumplir con su misión principal, que es el de monitorear las condiciones climáticas del este de Asia en tierra y mar. 

La recopilación de datos comenzará en Octubre de 2020. A partir del año 2021, los datos observados por el satélite geoestacionario ambiental coreano se darán a conocer al público general, y estos mismos podrán revisarse a través de videos. 

Sin duda alguna la tecnología innovadora del satélite geoestacionario de origen coreano permitirá analizar a detalle los agentes contaminantes. Asimismo, con la información obtenida a través del satélite será posible crear planes para reducir la contaminación.

Deja tus Comentarios