El sistema político y económico de Corea del Sur

Corea del Sur recorrió un largo camino para convertirse en la nación próspera que es ahora. Tuvo sus constantes retos, sin embargo, no deja de escalar hacia la cima para posicionarse como una de las potencias más importantes del mundo. Conoce el sistema político y económico que hay actualmente en la peninsula.

 

Por Fernanda Gutiérrez

 

La transformación del desarrollo económico y político de Corea del Sur en tan sólo una generación no tiene precedentes. Es por esto, que es considerado como uno de los países con una de las economías más progresistas de la actualidad.

Antes de continuar con un análisis más profundo del sistema político y económico de Corea del Sur es importante que conozcas una serie de datos importantes de dicho país. 

En primer lugar, el nombre oficial es República de Corea, en coreano Dehanminguk (대한민국). Esta es considerada una república democrática con división de poderes.

Su moneda oficial es el won surcoreano y su lengua oficial es el coreano. Tiene una población de 51.6 millones de habitantes. En cuanto a la religión, un 60% de la población se declara sin afiliación religiosa; no obstante, la religión que más se practica es el cristianismo. 

 

 

Contexto económico de Corea del Sur

 

 

De ser uno de los países más pobres e inestables del mundo, La República de Corea es ahora la doceava potencia económica. Así como también la cuarta potencia de Asia.

Según el Banco Mundial, el desarrollo económico e industrial de Corea del Sur es considerado «el milagro económico del este asiático”. Con apenas 40 años de democracia es un ejemplo no sólo para sus vecinos del continente, sino para el resto de las naciones. 

Con un PIB de 43,426 US$ per capita, su economía supera a países como México. De hecho, su estabilidad económica se compara a la de muchas potencias europeas. 

De acuerdo con el Índice de Desarrollo Humano, que determina los avances de calidad de vida que existe en cada nación. Corea del Sur se encuentra en un muy buen lugar. Ocupa la posición 22 de 188 países, mientras que México se encuentra en el lugar 76 de la lista.

Parte del éxito de Corea del Sur se debe a que combinaron el rápido crecimiento económico con la reducción del índice de desempleo. 

Sin embargo, según el Fondo Monetario Internacional, aunque la tasa de desempleo es muy baja (3.8%)el número de trabajadores irregulares es muy elevado, las desigualdades sociales son cada vez mayores y los lazos sociales se están deteriorando.

El gobierno surcoreano está luchando para cambiar la tasa de empleo, incluso después de destinar 400 millones USD extra del presupuesto sobre todo para proyectos de creación de empleos”, explica el portal web del Banco Santander.

***

A pesar de su notable desarrollo a lo largo de las últimas décadas, La república de Corea enfrentó en los últimos años cierta ralentización económica. Esto es debido a diversos factores internos y externos, como el conflicto político y económico entre Estados Unidos y China, así como otros.

De acuerdo a La Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, “a pesar de los buenos índices, la economía (surcoreana) sufre algunos problemas estructurales importantes. Como una cierta pérdida de productividad y competitividad (excesiva regulación de los mercados, rigidez salarial del mercado laboral), el envejecimiento de la población y las limitaciones de las redes de protección social”.

Los datos del 2019 indican que Corea del Sur sólo pudo crecer un 2% durante ese año. Y ahora, ante la pandemia por COVID-19, el gigante asiático enfrenta nuevos retos económicos. 

Según información del Fondo Monetario Internacional, el crecimiento del PIB caerá durante el 2020 hasta en -1.2%. Sin embargo, se espera que para el 2021 comience a recuperarse y repunte hasta un 3.4%. Asimismo, el FMI estima que la tasa de desempleo suba a 4.5% entre 2020 y 2021.

 

¿Un milagro económico?

Corea dek Sur en la guerra. Imagen obtenida de Rare Historical Photos

Una de las historias de éxito económico más grande siglo no es casualidad. Al finalizar La Guerra de Corea en 1953, Corea del Sur era una de las naciones más pobres del mundo.

Incluso más que muchos países tercermundistas, pero hoy en día es una de las economías más prósperas del mundo.

Corea invierte el 4% de su PIB en educación y el 4.23% en investigación y desarrollo. Pero lo más importante es que, si lo vemos como monto, es uno de los más altos del mundo. Además, hay una inversión impresionante en investigación y desarrollo por parte de las empresas privadas. Samsung invierte una mayor cantidad en investigación y desarrollo en un año que todo México en un lustro. Las empresas coreanas son líderes mundiales porque reconocen la importancia de investigar, desarrollar productos y, de manera paralela, impulsar la educación…” Bruno Figueroa, embajador de México en la República de Corea en entrevista a la Revista Comercio Exterior.

 

Contexto político de Corea del Sur

 

El desarrollo económico de Corea del Sur va de la mano de la transformación política que se dio desde el fin de la guerra en 1953, hasta el inicio de su democratización a finales de los años setenta.

En la actualidad, La República de Corea se define a través de su constitución como una república democrática basada en un sistema presidencialista con división de poderes en ejecutivo, judicial y legislativo.

Desde mayo del 2017, Moon Jae-in se convirtió en el doceavo presidente de Corea del Sur, el primero en ser elegido en una elección anticipada. Esto debido a la sorpresiva destitución de la presidenta Park Geun-hye después de haber sido acusada y condenada de haber construido una red de tráfico de influencias.

Moon Jae In presidente de Corea del Sur.

La victoria del presidente Moon le permitió formar un gobierno orientado a la revisión de las políticas públicas de anteriores gobiernos más conservadores y la creación de nuevas reformas económicas y sociales con el fin de establecer una regeneración política.

***

Sin embargo, la base principal de sus reformas es impulsar la desnuclearización e iniciar su programa de paz con Corea del Norte, todo esto de la mano del su primer ministro Lee Nak-yon.

Toda esta transformación política así como esta unificación económica consiste en un plan a cinco años que tiene como fin último unificar las dos Coreas para el año 2045.

Desafortunadamente el lento crecimiento económico así como diversas protestas sociales durante el 2019 hicieron caer la popularidad del presidente Moon hasta su punto más bajo desde que asumió el poder en 2017. Esta falta de apoyo le está dificultando lograr estas reformas y retomar el diálogo con Corea del Norte.

Otro gran obstáculo político es el deterioro de las relaciones con Japón, después de que la nación nipona decidiera restringir las exportaciones high-tec a Corea del Sur.

Por lo que el gobierno surcoreano decidió responder poniéndole fin al acuerdo para compartir inteligencia, generando críticas por parte del gobierno de Estados Unidos, dificultando  así, las relaciones y acuerdos entre estas tres naciones.

A pesar de los problemas que sortea constantemente el gigante asiático, su base industrial diversificada, el buen sistema educativo y su liderazgo en electrónica de alta gama siguen poniéndole por delante de muchos países de primer mundo.

 

¿Cómo funciona el sistema de gobierno surcoreano?

Corea del Sur es una república presidencial. Está compuesta por 9 provincias y 6 ciudades con administración autónoma (Seúl, Busan, Incheon, Daegu, Gwangju, Daejeon).

El poder ejecutivo recae en el presidente, quien es el encargado de nombrar a su primer ministro, con previa aprobación del parlamento.

El presidente es el jefe de estado, jefe ejecutivo del gobierno y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas. Por su parte, el primer ministro tiene como función asistir al presidente así como supervisar a los ministerios.

En caso de que el presidente no pudiera cumplir con sus funciones el actuaría como presidente interino. Cabe destacar que el primer ministro no tiene que ser necesariamente miembro del Parlamento.

El poder Legislativo está compuesto por un parlamento unicameral, llamado Asamblea Nacional, que tiene 299 miembros, de los cuales 243 son elegidos por voto regional y los restantes son distribuidos por representación proporcional por períodos de cuatro años.

A su vez, el poder Judicial es una rama estatal independiente.

 

Sistema partidista



De acuerdo a la Biblioteca Nacional del Congreso de Chile, en Corea del Sur, “los partidos políticos modernos recién aparecieron en 1945, pero bajo las continuas represiones de los gobiernos autoritarios en un principio se organizaron como agrupaciones a partir de un líder político y no en base a una plataforma política.”

No fue hasta 1987 que se realizó la primera reforma constitucional que dieron pie a las primeras elecciones presidenciales. Poco a poco, estas agrupaciones políticas comenzaron a institucionalizarse y convertirse propiamente en los partidos políticos que hay hoy en día en Corea del Sur

***

Los partidos políticos surcoreanos suelen fusionarse o renombrarse para fortalecer sus bases electorales. Los partidos más importantes en la actualidad son los siguientes:

Partido Demócrata de Corea o Minju-dang (더불어 민주당): Partido del presidente electo Moon Jae- in. Es el partido con mayor número de representantes en la Asamblea Nacional desde 2017 y es considerado de centro-derecha.

Partido Coreano de la Libertad (자유 한국당): Se dio como una separación del partido de la anterior presidenta Park Geun Hye. Es el segundo partido con más representantes en la Asamblea Nacional y es considerado de derecha.

Partido Popular (국민 의 당): Tienen el tercer lugar con la mayor cantidad de representantes en la Asamblea Nacional y participan activamente en la creación de políticas referentes a la relación con Corea del Norte. Se considera un partido liberal.

Partido Bareunmirae (바른정당): De centro, centro-derecha y se consideran así mismo como una alternativa “más razonable” al Partido Coreano de la Libertad.

Desde 1963, Corea del Sur ha visto el surgimiento y desaparición de 103 partidos políticos.

A pesar de que Corea del Sur se encuentra en una de las zonas más volátiles y de prolongado conflicto histórico, el país sigue escalando en términos políticos y económicos. Por ello, es importante que no baje la guardia y continúe sus reformas políticas y económicas con el fin de consolidar en un cien por ciento sus instituciones democráticas, así como su transición de una economía basada principalmente en exportaciones a una que favorezca el consumo interno.

 

Deja tus Comentarios