Esto nos dejó la segunda cumbre Pyongyang-Washington

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, estrechando la mano con el Líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, durante su encuentro en Vietnam. Fotografía: tomada del Twitter oficial de La casa Blanca.

Durante meses se anhelaba la segunda cumbre entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un por lo que se esperaba que los resultados fueran, de alguna manera, positivos. El encuentro se realizó en Hanoi, la capital de Vietnam los días 27 y 28 de febrero, aún cuando se mostraba que todo estaba marchando bien el desenlace no fue el esperado. 

La cumbre Pyongyang-Washington concluyó sin haber alcanzado firmar ningún acuerdo entre ambas naciones. La Casa Blanca comunicó que durante estos dos días de encuentros, los dos líderes sostuvieron diálogos y plantearon más de una forma de lograr la desnuclearización de la península Norcoreana y planes para el impulso económico.

“No han alcanzado ningún acuerdo esta vez, pero sus equipos respectivos esperan otra reunión en el futuro”, informó en un comunicado la secretaría de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

El anuncio se da a conocer una vez que el itinerario establecido previamente no se ha completado. Tras el término de lo que sería su última reunión de los mandatarios en el hotel Sofitel Legend Metropole se les vio dejar el lugar sin realizarse el almuerzo en conjunto así como la firma de los acuerdos alcanzados en la cumbre.

¿El motivo? Kim Jong Un ha pedido el levantamiento algunas de las sanciones que se le ha impuesto a Corea del Norte, estas sanciones que han disminuido las condiciones sociales y económicas de la población. De acuerdo a las declaraciones que Donald Trump ha presentado ante la prensa, esto motivo al presidente para abandonar de la mesa de diálogos sin firmar un acuerdo, pues no estaba de acuerdo con retirar las sanciones.

¿Un final precipitado?

El inicio de la segunda cumbre parecía pintar bien, ambos mandatarios estuvieron frente a la prensa respondiendo preguntas. Incluso se ha mencionado que el líder norcoreano respondió por primera vez, a los cuestionamientos de la prensa extranjera.

“Es demasiado pronto para decirlo, pero no puedo decir que sea pesimista. Tengo el presentimiento de que veremos buenos resultados”, respondía Kim Jong Un al corresponsal de The Washington Post.

Sin embargo, la salida abrupta de ambos líderes tras su segunda reunión ha dejado entre ver que realmente no consiguieron satisfacer las demandas de ninguna de las dos partes.  Por un parte está la búsqueda de Trump de una desnuclearización verificada en Corea del Norte, y por el lado de Kim Jong Un espera, dentro de varios puntos, el levantamiento de las sanciones que se le han establecido a lo largo de estos años.

Dentro de los varios temas a tratar, se esperaba la firma del término de la Guerra de Corea, lo cual parece que tampoco ha quedado resuelta junto con el posible desmantelamiento de su centro nuclear Yongbyon, esto por parte de Corea del Norte.

La cumbre que por meses generó expectativa y de la que se esperaba acuerdos más palpables, en comparación con la primera reunión, no ha culminado cómo se planeaba. No obstante queda al aire la invitación para un tercer encuentro, ¿será que ahí se logre un acuerdo en común?

Deja tus Comentarios

Aleida Guevara
Egresada de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón. Mi interés por la cultura coreana surgió con lo dramas, posteriormente me interese por el K-indie y el K-pop.