EXO dice “ No arruines mi tiempo” con esta nueva propuesta musical

EXO Don't Mess Up My Tempo

Finalmente, la boyband, EXO, ha liberado su tan esperado quinto álbum de larga duración bajo el nombre Don’t Mess Up My Tempo, el cual se integra de un total de once canciones incluyendo el tema principal Tempo en su versión coreana y china. Esta pieza discográfica contienen una esencia orientada al electropop y el R&B, lo cual es posible percibir en cada una de las canciones que lo componen, desde tracks sumamente bailables, hasta baladas dulces. Todas ellas te dejarán un buen sabor de boca. Es por ello que a continuación te sugerimos darle play al nuevo disco de EXO mientras lees esta reseña. ¡Vamos ya!

Tempo es la pieza encargada de promocionar el álbum, así como también, la puerta hacia esta aventura musical. Se trata de un tema electropop con algunos toques de funk que, gracias a las detalladas voces de los chicos en conjunto con un coro enganchador, describen un poderoso momento de atracción hacia una persona. Cabe resaltar que, hacia el final de la canción, hay un intervalo cantado a capela, donde las voces de los chicos resaltan por su perfecta armonía.

Sign también tienen un estilo electropop que atrae desde el primer minuto debido a su poderoso y atrayente ritmo cuya lírica describe las dudas e inseguridades que generan las mentiras de la persona que se ama. Ello es una clara señal de que algo ya no funciona.

A continuación viene Ooh La La La, un track con fuerte influencia de pop latino que describe una impetuosa química derivada de un mágico cruce de miradas entre dos personas. Enseguida damos paso a una canción escrita por Chanyeol titulada Gravity, una melodía con un toque evidentemente retro, muy al estilo funky de los años 70’s en la que también colabora el dúo británico LDN Noise y nos cuenta la historia  de una promesa de amor que ya no puede continuar. Aún así, el chico del relato sonoro trata de retenerla y atraerla nuevamente.

Ahora viene un tema mucho más tranquilo que corresponde a una balada también escrita y compuesta por Chanyeol que describe un tierno enamoramiento y el deseo de permanecer juntos.

Una canción estilo R&B es 24/7 que, a través de armoniosas voces narra el inusual comportamiento de una pareja donde la chica se muestra con una actitud fría, pero esto no logra desanimar al chico que la quiere.

Bad Dream es otra canción R&B que retrata una ruptura amorosa, por lo que la ausencia de la persona amada es como un mal sueño del que se quiere despertar rápidamente. Otra tormentosa separación producto de una red de mentiras se refleja a través de la poderosa pieza de hip hop Damage, la cual combina elementos de dance y reggae aunados a un agresivo rap y coro enérgico.

A continuación, bajamos la intensidad con Smile On My Face, una balada pop de ritmo suave que habla sobre superar las rupturas amorosas de la mejor manera, con optimismo. Una pieza de sanación en la que podemos apreciar las voces de los chicos.

La penúltima canción corresponde a Oasis, un track pop de ritmo tranquilo que resalta por poseer un coro estremecedor digno de ser cantado durante un concierto. La letra es inspiradora, un himno a la esperanza que nos hace anhelar más y mejores días de felicidad.

El quinto mini álbum de EXO termina con la versión china de Tempo y esto nos hace reflexionar sobre el gran crecimiento musical que ha tenido la banda desde sus inicios, convirtiéndose hoy por hoy en uno de los grandes exponentes del K-Pop a lo largo de todo el mundo y por quienes siempre se espera un valioso resultado, el cual, nunca decepciona debido a su imagen imponente, voces profundas y ritmos que resultan en una gran dosis de energía.

Déjanos saber en los comentarios cuál fue tu canción favorita de Don’t Mess Up My Tempo.

Deja tus Comentarios

Fabiola Giesseler Rodríguez
Licenciada en Comunicación por la Universidad de Ixtlahuaca CUI. Soy una persona de pocas palabras, tranquila y ordenada. Mi gusto por las culturas asiáticas y en particular el K-Pop se han convertido en parte de mi identidad. Diferentes idiomas, kilómetros de distancia, pero compartimos sentimientos similares y un deseo imparable de incendiar nuestra juventud.