Gwangju, cuna de idols y de la democracia surcoreana

Al suroeste de Corea del Sur se encientra Gwangju, una ciudad metropolitana que le ha dado a Corea no solo grandes figuras que destacan dentro del Hallyu, pues también fue epicentro de un suceso histórico relacionado con la democracia que hasta hoy en día sigue presente en la memoria de los surcoreanos.

 

Por Angelina Villanueva Saucedo

 

Cuando hablamos de Corea del Sur sin duda, la primera ciudad que nos viene a la mente es Seúl, la capital cosmopolita del país y epicentro del Hallyu.

Tal vez después, en segundo lugar pensemos en Busan o Incheon, incluso en la isla Jeju. Este ultimo porque probablemente los conocemos a través de un K-drama como Mi adorable Sam Soon.

Sin embargo, Corea del Sur  es más que eso, y para muestra está la emblemática ciudad de Gwangju.

Gwangju es una ciudad situada al sur de Corea, a unos 258 kilómetros de Seúl y a 256 kilómetros de Incheon (en donde se localiza el aeropuerto internacional).

Esta es una de las seis ciudades metropolitanas de Corea. Cuenta con una rica historia, una basta cultura y una gran diversidad de atracciones que no se deben de dejar de visitar si estas en la península.

 

¿Por qué visitar Gwangju? simple, ¡lo tiene todo!

 

¿Te gusta el Kpop? Tal vez alguno de tus idols nació en esta ciudad. Tal como Jung Hoseok de BTS, Im Chang Kyun de Monsta X o Jung Wooseok de Pentangon por nombrar algunos.

               

           

Si lo tuyo es la naturaleza, esta ciudad tiene diversos parques. Por ejemplo el Parque Nacional Mudeungsan, el Parque Lago Eko Gwangjuho y la Reserva Pungam.

   

¿Museos? Claro que los hay, te mencionaremos dos pero hay muchos más, estos son el Museo de Arte y el Museo de Folclore de Gwangju.

Para los interesados en el deporte, en Gwangju se encuentra uno de los estadios de fútbol soccer que fueron parte de la Copa Mundial de Fútbol de 2002.

En este se jugó también el partido de cuartos de final entre España y Corea del Sur. Asimismo fue sede de la Universiada 2015, los ya conocidos juegos olímpicos de estudiantes de todo el mundo.

                       

En cuanto a comida, Gwangju es considerada la capital coreana de la comida callejera, esto la convierte en todo un imprescindible culinario. En Jiho-ro podrás encontrar el Boribap, la Songjeong Tteokgalbi y dicen que se sirven las costillas más deliciosas y cotizadas no solo de Corea del Sur sino de toda Asia.

 

             

 

Gwangju como cuna de la democracia

 

Corea del Sur tiene una larga historia de movimientos estudiantiles, los cuales comenzaron con el Movimiento Samil el 1o de marzo de 1919 para pedir el final de la colonización japonesa.

Las protestas se extendieron desde la Plaza de Namdaemun en Seúl, Puoengyang y Gwangju hasta las zonas rurales.

Posteriormente, el 10 de junio de 1926, los estudiantes volvieron a movilizarse para distribuir un manifiesto a favor de la independencia en el Sunjong.

En 1929 y aún bajo el dominio del Imperio Japonés, después de un incidente en un tren en Gwangju, en donde un estudiante japonés se burló de una chica coreana, los niños coreanos y japoneses iniciaron una riña, en la cual solo fueron detenidos los coreanos.

Al ser falseada la noticia, los estudiantes coreanos protestaron y volvieron a ser detenidos. Posteriormente el movimiento se extendió por todo el país incentivado por la discriminación étnica y contra la discriminación hacia la educación colonial.

El 18 de abril de 1960 se movilizaron a casi 3 mil estudiantesde la Universidad de Corea en Seúl. Esto ocurrio en una marcha contra las elecciones fraudulentas llevadas a cabo el 15 de marzo de ese mismo año.

Al no obtener respuesta, el 19 de abril, aproximadamente 50 mil estudiantes caminaron más allá de la policía, reuniéndose frente a los edificios principales del gobierno. Dichas manifestaciones llevaron a la renuncia del entonces presidente Syngman Rhee (이 숭만).

 

La masacre de Gwangju

 

Durante la década de los 80 los movimientos estudiantiles en Corea se fortalecieron debido a la política dictatorial del gobierno. Y Gwangju volvió a ser un punto de partida para un objetivo claro: la revolución.

Este se conoció como movimiento democrático de Gwangju y se puede distinguir de los demás debido a la perspectiva marxista. En la cual se habla de modificar el orden social y se critica al capitalismo.

Aunque el pueblo coreano ya había sido liberado del yugo japonés, estuvo bajo el dominio de la extinta Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (la extinta URSS) y de los Estados Unidos.

Corea del Sur pasó también por el régimen de Syngman Rhee y la Guerra de Corea, por la supresión de la disidencia política y la restricción de las libertades civiles.

Ante tal panorama, del 18 al 27 de mayo de 1980, estudiantes de Gwangju se manifestaron pacíficamente. Pero como respuesta fueron detenidos brutalmente por el gobierno que mando al ejercito para tal fin. 

Se tenía contemplado que los medios de comunicación local callaran lo acontecido al ser amordazados por la ley marcial impuesta por Chun Doo. hwan.

Sin embargo, la masacre de los estudiantes y de civiles que trataron de ayudarlos, fue dada a conocer por el periodista alemán Jurgen Hinzpeter.

Fue gracias a las imágenes que recopiló como corresponsal y a la ayuda que algunos coreanos le prestaron para  llegar a Gwangju y para salir de ahí.

 

Gwangju en la memoria de los surcoreanos

 

Según datos oficiales, cerca de 200 personas perdieron la vida, entre civiles y soldados, sin embargo, estimaciones no oficiales calculaban que loss muertos realmente eran entre mil y 2 mil civiles.

Las imágenes mostradas por Hinzpeter, no solo al mundo sino a la misma Corea que aún no creía que algo así hubiese sucedido se desmintieron tales afirmaciones.

Por eso y a 40 años del movimiento estudiantil de Gwangju que se cumplen este 2020, la ciudad es un simbolo de la democracia coreana.

Porque aquí se han iniciaron los movimientos estudiantiles en contra de gobiernos dictatoriales y a favor de la instairacion de la democracia en el país.

Gracias a esto y a quienes no aceptaron seguir viviendo bajo esa estructura fue que en 1987 la democracia llego al país.

Para recordar esta historia existe en Gwangju el Cementerio Nacional 18 de mayo y el Parque Memorial 5.18. Para llegar aquí deberás entrar por la Puerta de Minju.

En este parque podrás observar el hermoso homenaje que le hicieron a los valientes estudiantes y ciudadanos que lucharon para que Corea del Sur tuviera un futuro libre, justo y democrático.

Como se podrás notar, a pesar de que Corea del Sur es un país relativamente pequeño, nos ofrece un sin fin de lugares que visitar, llenos de historia, maravillas tecnológicas, naturaleza, cultura, gastronomía y sobre todo, gente maravillosa y grandiosa.

 

Deja tus Comentarios