Her private life: La vida de una fanática

Después de horas y horas frente al monitor viendo dramas, por fin nuestro esfuerzo es reconocido. Una televisora que actualmente está dando todo de sí en contenidos de entretenimiento pensó que las fans necesitaban verse reflejadas en una historia.

Por ello tvN en Her private life, nos muestra un drama lleno de momentos y situaciones que un chica tiene que vivir al ser una fan de alma y corazón, pero que al mismo tiempo debe de lidiar con una vida completamente normal sin levantar sospecha de lo rara que en verdad es.  

Una fan en secreto

Sung Duk Mi (Park Min Young) es una mujer muy talentosa, ella trabaja arduamente en una galería de arte como curadora hasta que cae algún evento importante. Tal como batman, ella se transforma en fangirl, presidenta del club de fans de la banda más popular del momento White Ocean, pero como toda fan ella tiene su favorito, por el cual se desvive. 

Como Duk Mi ya es una mujer sobre los treinta, sería un gran escándalo que cualquier otra persona la viera como una fan. Ante los ojos de quien la rodea este hecho es sumamente rechazado, incluso por su madre, quien piensa que ha dejado de serlo. 

Un día la directora de la galería de arte se retira y en su lugar llega el prestigioso Ryan Gold (Kim Jae Wook), un artista reconocido en Nueva York que por accidentes anteriores no se lleva bien con Duk Mi. 

Duk Mi y su mejor amiga comparten el fanatismo por Cha Si Ahn (ONE),  el miembro principal del grupo White Ocean, por lo que van a todos los eventos y lugares que Si Ahn a visitado en Corea. Debido a esto, es que Duk Mi y Ryan tiene muchos altercados y malentendidos dentro y fuera de la galería de arte. 

Debido al trabajo en la galería de arte Duk Mi y Ryan conocen a Sin Ahn, con quien piensan montar una exposición especial con una serie de cuadros de un autor desconocido. Durante el encuentro con el cantante, Duk Mi sufre un pequeño percance al no controlar sus sentimientos como fan al estar frente a su amor platónico. 

Debido al percance comienza a ser atacada y acosada por las fans de Sin Ahn, es entonces cuando se ve obligada a fingir un noviazgo con Ryan para evitar ser atacada por las fans y descubierta como una fangirl.

A pesar de que el drama se centra en la historia de una fan y cómo debe lidiar con el rechazo de las personas debido a sus gustos, también se tocan temas sobre la unión familiar y la amistad, resaltando el buen corazón de las personas, ya que a pesar de que Duk Mi es una fan, debe de llevar una vida lo más normal posible, sin dejar a un lado lo que la hace realmente feliz y tener esa personalidad tan brillante. 

Ser una fan feliz

Como es de esperarse, después de muchas situaciones dentro y fuera del trabajo, Duk Mi y Ryan empiezan a ser cada vez más cercanos, por lo que el amor empieza a surgir, pero teme que su secreto de ser una fangirl sea descubierto y ser rechazada por el chico que le gusta. ¿Él descubrirá su fanatismo? ¿Podrán estar juntos a pesar de esta situación?

El final del drama es sumamente bonito, sobre todo con un desenlace que no se espera, nos lleva a la infancia de los personajes y la razón de porque tomaron las decisiones que los llevaron a donde se encuentran ahora. Pero lo más importante es que nos deja el mensaje de que pase lo que pase, llenemos nuestro alrededor de cosas que nos hagan felices. 

Her private life tiene de todo un poco, seguramente las situaciones harán que se identifiquen con el personaje principal, así como horas de risa, romance y drama. Si ya lo vieron cuéntenos ¿cuál fue su parte favorita? y sino, les dejamos el trailer para se animen a verlo durante sus vacaciones.

Deja tus Comentarios

Mariana García
Licenciada en mercadotecnia y publicidad, dramática de alma y corazón. A veces soy kawaii