Itaewon Class: Un lugar para ser libre

Itaewon Class es un drama que  enseña que nadie es capaz de medir tu valor sólo por tu pasado, que siempre se puede empezar de cero, y que todos somos un diamante. 

Este k-drama no sólo contó con un gran elenco y un gran OST, también se estrenó simultáneamente en la plataforma de Netflix a nivel mundial, sin embargo su popularidad se debió  a la gran historia que cuenta a lo largo de 16 episodios.

¿De qué trata Itaewon Class? 

Park Saeroyi (Park Seo Joon) es un joven que siempre se rige por sus principios, tal y como se lo enseñó su padre. Cuando entra a la escuela se involucraen una pelea con el matón de la institución, Jang Geun Won (Ah Bo-hyun), quien resulta ser el hijo de la empresa Jangga, lugar donde su padre trabaja. 

La intención de defender al compañero que  golpeó Geun Won, pronto cambia su vida, pues lo llaman a la oficina del padre de este joven, quien le pide que se arrodille y pida disculpas por su error. La convicción de Saeroyi le impide hacer eso, pues sus actos fueron correctos, está decisión no sólo lo afecta a él, también a su padre Park Sung-Yeol (Son Hyun-Joo), quien después de esto renuncia a la compañía. 

La vida de Saeroyi da un giro cuando Geun Won mata en un accidente a su padre, el deseo de venganza se apodera de él, al grado de casi matar al responsable de la muerte de su padre, lo cual lo lleva a la cárcel. A Partir de este punto la historia se desarrolla en la búsqueda de la justicia por la muerte de su padre.

Park Saeroyi

Nadie es capaz de medir tu valor

Si bien la historia se se centra en la vida de Saeroyi después de salir de la cárcel. Hay cualidades en cada personaje que le dan a la trama de la historia un giro distinto y la hacen sobresalir entre los demás k-dramas.

La convicción de Park Saeroyi que se ve desde el primer capítulo, es una cualidad que no cambia en él, este personaje no sólo te dice a través de sus acciones que nadie es capaz de medir tu valor, si no que también te demuestra que todos son capaces de alcanzar sus metas.

El personaje se fija una meta, destruir al Grupo Jangga, debido que ellos fueron los responsables de que su vida cambiará. Aunque en ocasiones el personaje pareciera  perderse en su venganza, al punto de que, para quienes lo rodean, pareciera tomar decisiones imprudentes. 

Sin embargo, él planea cada uno de sus movimientos respecto a su meta, pero es cierto que el personaje deja de lado su vida personal para poder lograr sus objetivos, lo cual no le permite ver del todo qué personas son las que siempre están para él. 

Ma Hyun Yi

Eres una piedra, eres un diamante

Aceptarte tal y como eres, es uno de los grandes retos para el ser humano, Itaewon Class tiene uno de los grandes ejemplos del amor propio. Si bien, todas las mujeres de este k-drama tienen una fuerza y seguridad en sí mismas que pocas veces se ve, Ma Hyun Yi, es especial.

Ma Hyun (Lee Joo Young) es un joven transgénero que está ahorrando para poder operarse, si bien el drama no habla de su historia pasada. Ella y Park Saeroyi se hacen amigos gracias a que ella le prepara el almuerzo. Lo que la convierte en la cocinera oficial de DanBam, el restaurante del protagonista. 

Este personaje no tiene problemas con aceptarse tal y como es, sin embargo las críticas de la sociedad que busca hacerla menos por eso, son lo que le afectan. El k-drama no busca cumplir con una cuota de inclusión, Itaewon Class visibiliza a través de está historia, la discriminación ante la comunidad LGTTB+.

El personaje interpretado por Lee Joo Young es protagonista de una de las escenas de sororidad entre ella y la protagonista. Cuando revelan sin su autorización, que ella es transgénero, se ve aturdida ante lo que viene pero Jo Yi Seo (Kim Da Mi) le habla para decirle que un poema la hizo pensar en ella:

“Soy una roca

Adelante, abrásame

No me moveré 

Porque soy una roca 

Adelante, golpéame

Soy una roca sólida.

Adelante, déjame en oscuridad.

Soy una roca que brillará sola.

No me romperé, ni haré cenizas

Ni me desharé al ir contra la senda de la naturaleza. 

Sobrevivo

Soy un diamante.»

Sin duda ella es un personaje que no pasa desapercibido y que a lo largo del k-drama demuestra que no es sólo un cuota dentro de la historia o que su característica principal es ser transgénero.

Choi Seung Kwon y Tony Kim

No importa lo que digan si tú sabes que eres en realidad

View this post on Instagram

D-DAY

A post shared by 류경수 (@ryurudtn) on

 

El ex convicto y el coreano que no parece coreano, esa es la primera impresión que estos personajes brindan. Sin embargo, la historia de cada uno de ellos tiene relevancia para la trama. Seung Kwon (Ryu Kyung Soo) es un joven que conoció a Saeroyi en la cárcel, él era parte de una pandilla. 

Este personaje sentía que no podía hacer nada una vez que el saliera de prisión, pues el tener la etiqueta de ex convicto es más pesada de lo que muchos creen. Esto no es algo nuevo, dentro de la sociedad se suele excluir a las personas que ya cumplieron sus condenas, pues el tener un antecedente penal los deja sin la oportunidad de conseguir trabajo, sin la oportunidad de cambiar. 

Esto es algo que a Saeroyi no le importa y lo contrata, no sólo porque él está en la misma situación ; sino también por la confianza de saber que no regresará a lo que antes fue. Incluso le recalca que no debe dejar que la gente lo haga menos por lo que fue, que siempre debe tener claro su valor. 

Por otro lado, Tony Kim (Chris Ryan) es un personaje que no aparece tanto en pantalla. Sin embargo, en los capítulos en los que él es protagonista de la historia hay un elemento que resalta. La discriminación que él sufre al ser africano con orígenes coreanos es cruel, pues no le permiten la entrada a un bar sólo por el hecho de no ser coreano. 

La discriminación no es exclusiva de los coreanos, recordemos que hace unas semanas el presidente de los EEUU se refirió a la pandemia del coronavirus como el “virus chino”, lo cual provocó una ola de xenofobia contra los asiáticos, varios artistas levantaron la voz ante este hecho.. 

Oh Soo-A y Jang Geun Soo

Las diferentes perspectivas del amor

Itaewon Class nos muestra dos tipos de amor en las relaciones y cómo estos se manejan a lo largo de la trama. Es sabido que en la mayoría de los k-dramas tiene como ley que “el primer amor nunca funciona”, sin embargo, la persistencia de Park Saeroyi con Soo-A ( Knwo Na-Ra) parece que en algún momento dará frutos. Dentro de la meta del protagonista estaba destruir al grupo Jang Ga para que ella no sufriera por tener que decidir entre su trabajo y su amigo de hace 10 años. 

Es entonces cuando ella toma la posición de ser una observadora ante las acciones de Saeroyi, en la que ella espera a que él cumpla con su promesa de hacer que ella no tenga que decidir entre ambos lados. No es hasta que Yi-Seo le hace ver su situación en esa relación.

Más allá de que Yi-Seo también luchaba por el amor de Saeroyi, le demuestra que a diferencia de ella, su plan era ayudar a su amado a lograr su objetivo, y no sólo ser una espectadora en la vida de quien dices amar.

View this post on Instagram

<이태원 클라쓰> 첫 방 2시간전❕

A post shared by 김동희 (@kim_d.he) on

Por otro lado, Jang Geun Soo (Kim Dong-Hee) es un chico que vive enamorado de Yi-Seo y que haría cualquier cosa que ella pidiera, y lo hace. El problema con él radica en que al buscar ese amor no correspondido, pierde su personalidad. Ignora totalmente lo que el quiere por lograr un objetivo ajeno, por perderse en su forma de amor. 

Ambos personajes no son buenos o malos, son humanos. Ambos tienen cierta ideología que ellos consideran les beneficia, conforme ellos se dan cuenta que eso daña a los terceros que los rodean. Es cuando el cambio en ellos ocurre, tarde, pero ocurre. 

Jo Yi Seo

Que nada te detenga para obtener lo que deseas

 

Itaewon Class muestra diferentes perspectivas de la juventud, en el caso de Jo Yi Seo (Kim Da-Mi) es una joven de 20 años que decide dejar la universidad para enfocarse en lo que ella realmente quiere y no lo que su madre espera. 

Aunque por un momento puede parecer que su motor es el amor, Yi Seo es una chica que es fuerte, que sabe lo que quiere y cómo obtenerlo. Ella tiene claro las cosas en las que sobresale y saber hacer uso de cada uno de sus talentos. 

La valentía de esta chica traspasa la pantalla, pues refleja a una mujer fuerte que no se deja de nadie. Incluso Yi Seo se ve envuelta en una discusión con un hombre que desea llevarla a la cama y considera que por invitarle unas copas tiene derecho a ello. El joven golpea a Yi Seo y ella responde de la misma forma.

Sin embargo, es un personaje imprudente en ocasiones, incluso puede que no sea del agrado de algunos por su personalidad pero conforme pasa más tiempo con Saeroyi y lo conoce más a él, a su situación y sus principios. Comprende diversas cosas y cambia sus defectos para bien. 

Además que este personaje demuestra que no siempre es necesario tener todos los estudios para sobresalir, esto siempre y cuando se busque la forma de resaltar entre la sociedad. 

***

El tema inicial y que pareciera oculto en Itaewon Class es  la no discriminación: el no discriminar a las personas por ser jóvenes y tener grandes talentos, o por sus pasados, por sus gustos o por el lugar de dónde vienen. 

Itaewon Class es una drama que es más que una historia de venganza o de amor. Es una historia de personas que dudan de su valor, o de aquellas que saben que pueden darlo todo sin importar lo que fueron. ¿A ti que te gusto de Itaewon Class? ¿Qué sabor tuvo el soju, dulce o amargo?

 

Deja tus Comentarios