K-pop Dance Cover, el camino a un nuevo estilo de vida

K-pop dance cover

Los grupos de dance cover son la evidencia de que el K-POP no sólo es música en otro idioma, sino sinónimo de inspiración, superación y talento. Es una manera de adoptar un estilo de vida, pues no son simples movimientos, es imitar e incluso mejorar lo que tu estrella favorita hace en el escenario.

Poco a poco el K-Pop se ha vuelto una “moda”, así entre comillas porque para algunos es un estilo de vida y una motivación para seguir adelante. El pop coreano ha mostrado que no basta con tener “excelentes letras” o “ritmos pegajosos”, no; dicho género emplea “coreografías originales” y ello implica la combinación de vestuarios, escenografía, musicalización y sobre todo, creatividad.

El dance cover es la imitación o adaptación de una coreografía que ha sido creada para una canción en específico. No sólo hablamos del K-pop sino de toda coreografía montada por un coreógrafo o bailarín relevante, lo cual hace aún más especial el reto de aprenderla.

Esta disciplina, así como el ballet y otros ritmos requieren de una gran preparación, exige conocimientos básicos de hip hop, jazz e incluso movimientos muy marcados de las artes marciales. Si se mira el contexto internacional, a veces no es simplemente sólo el montaje de un número dancístico, también se trata de coordinación, balance, producción y dirección escénica, es decir, toda una fiesta a la que cada quien le da un toque especial.

Los vestuarios, accesorios, locaciones e incluso historias juegan un papel importante dentro del grupo, sin embargo el comienzo de todo se da de manera muy espontánea: un grupo de amigos que quieren dedicarse a bailar canciones de sus artistas favoritos. El K-pop ofrece una variedad enorme de estilos, conceptos y personajes que vuelven locos a sus fanáticos, quienes se esfuerzan por alcanzar a ser reconocidos por su trabajo en el dance cover y, que en muchos casos, deja de ser un hobbie y pasa a ser un estilo de vida.

En la actualidad existen diferentes escenarios a nivel mundial que aprecian el trabajo de las personas dedicadas a esta actividad, e incluso festivales internacionales como KCON destinan gran parte de su agenda en el día, pues miles de fanáticos se unen como una gran familia para compartir su amor por la coreografía con más fans, diversión garantizada pues no importa ser perfecto, lo realmente relevante es disfrutar del fenómeno Hallyu.

Dance Cover, un boom en internet

Para muchos, bailar su canción favorita es un sueño, sin embargo existen chicos que miran esta actividad como la forma de demostrar grandes habilidades desde muchos ámbitos; el ambiente es competitivo y ser el mejor es una misión que las redes sociales y plataformas como Youtube hacen aún más sencilla, pues les permite compartir su pasión con el mundo.

En Asia, sobre todo en la industria vietnamita y la tailandesa, existen reconocidos grupos de dance cover, quienes han traspasado barreras debido a la calidad de sus videos, pues se destacan en edición y montaje, no sólo copian una coreografía, la mejoran, le meten historias y con suerte, llegan a tener un club de fans. Grupos como Waveya, Millenium Boys o ST. 319, han trascendido y también han sido invitados a grandes eventos como celebridades e influencers, convirtiéndose en estandartes y modelos para los amantes del género.

La cantidad de visitas en sus videos pasa los millones, e incluso se especializan tanto en algunas agrupaciones que realizan videos tutoriales para enseñar a otros fans a bailar con estilo ciertas canciones; además, realizan reviews de pasos complicados para que todos tengan la oportunidad de bailar como su estrella favorita.

K- pop Dance Cover, una oportunidad para visitar Corea

El gobierno coreano alrededor de sus representaciones en diversas latitudes le ha puesto especial atención al fenómeno del dance cover, puse representa una parte importante de la cultura popular de Corea y la propagación del Hallyu a nivel mundial. Concursos como KPOP World Festival o el reciente Kpop Cover Dance son una representación de cómo las autoridades son también parte importante para la difusión de estos aspectos tan populares de su cultura.

Los premios de este tipo de concursos son variados, sin embargo, el ganarlos se convierte en la oportunidad de abrir las puertas a visitar el lugar de sus sueños: Corea del Sur, e incluso, de conocer a sus amados idols, o bien, se convierten en la oportunidad de representar a su país en un escenario único en aquel país.

El éxito es inminente, o por lo menos al observar los millones muchos pueden preguntarse qué opinan los expertos al respecto de este fenómeno. En diversos países de Latinoamérica existen escuelas y coreógrafos especializados en el género, quienes se encargan de estudiar a detalle los elementos, e incluso algunos de ellos preparan a grupos especiales para los concursos más relevantes de Dance Cover.

Fernando Salazar, sub director del estudio Kpop Dance México y coreógrafo de Televisa considera que la respuesta para entender la popularidad de este fenómeno se da por múltiples razones:

El Kpop tiene coreografías que pueden adaptarse a todo tipo de estilos, algunas no son difíciles de imitar,  es por ese motivo que se les llama coreografías comerciales,sin embargo tienen la creatividad suficiente para ser originales y vistosas, además se acompañan de una gran estrategia de mercadotecnia lo cual le da relevancia a nivel mundial. En lo personal, es importante decir que este tipo de montajes influenciaron la industria del pop desde los 90 con boybands de Estados Unidos.

Asimismo, expresó que el género tiene estilos para todos los gustos, lo que ha contribuido a poner al K-pop Dance Cover como una actividad recreativa que le permite explorar a los bailarines nuevos horizontes dancísticos y reforzar su amor por la música coreana.

Deja tus Comentarios

Egresada de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la UNAM.