Lo bueno y lo malo de comprar online

compras_online

Entras a una tienda online y acabas de ver algo que te encanta, ya sea ropa, accesorios, maquillaje o un disco de tu idol favorito, pero, ¿te preocupa que pueda ser una estafa? En K-magazine pondremos a tu consideración las ventajas y desventajas de comprar por este medio, así como algunos tips básicos encontrar sitios confiables.

 

Veamos lo bueno

El comercio electrónico ha crecido aceleradamente en los últimos años. Tan sólo México reportó un crecimiento del 34 por ciento en 2014 y esta cifra sigue en aumento, de acuerdo al Estudio de Comercio Electrónico en México 2015. Cada vez más personas están usando este medio para hacer sus compras, sobre todo para artículos de importación, como es el caso de nuestros productos coreanos favoritos. ¿Y por qué la gente lo hace?

  • Comodidad. Éste es quizá el primer punto a favor. Sin aglomeraciones ni filas, tan sólo basta con prender tu computadora o tomar tu smartphone y buscar tanto en la web como en redes sociales.
  • Cercanía. No hay muchas tiendas físicas especializadas en productos asiáticos y puede que te queden lejos, pero comprando en línea tienes la opción de acordar un punto intermedio de entrega con el vendedor o pedir un envío a tu casa, el cual muchas veces te puede salir gratis o a bajo costo.
  • Si lo quieres, lo tienes. Es una forma de tener las novedades en tus manos antes que lleguen a tu país o, a veces, es la única manera de conseguirlas. Algunas tiendas manejan pre-ventas para ir apartando tus artículos favoritos y liquidar el resto antes de mandártelos.
  • Seguridad. Si las plataformas son 100% online, ya no tendrás que preocuparte por traer efectivo, únicamente realizarás el pago correspondiente con tu tarjeta de crédito o por transferencia.

comprar online

 

Vamos con lo malo

Claro que no todo es color de rosa y te decimos por qué:

  • Tallas y colores no siempre corresponden. Si has comprado ropa asiática o tan sólo has curioseado un poco, te habrás dado cuenta que las tallas son muy pequeñas comparadas a las de las marcas occidentales y esto es por una sencilla razón: las chicas y chicos asiáticos no son muy altos, son muy delgados y recordemos que esta ropa está pensada para ellos. Por eso, las tiendas especifican las medidas de las prendas para que tomes las tuyas y compres la talla más adecuada para ti. En cuanto a los colores no hay mucho que hacer, pues esto depende de la iluminación y el retoque de las fotos, así que cuando pidas algo, toma en cuenta que el color puede variar.
  • Los envíos pueden ser muy tardados. Por lo regular tardan un mes, lo cual es mucho y más si ya sientes la ansiedad por tener eso que tanto has buscado en tus manos.
  • A veces los costos se elevan considerablemente. Si haces el comparativo entre su valor en Corea y lo que pagas puedes sentirte robado, pero toma en cuenta que quienes venden en tu país pagan impuestos y envío, por lo que estos costos también deben incluirlos.
  • Desconfianza hacia los vendedores. Como no los vemos, realmente cualquiera puede estar detrás de la pantalla. ¿Y si hacemos el depósito o transferencia y se desaparecen? Este es quizá el motivo principal por el que mucha gente aún no se anima a comprar por este medio. ¿Qué opinas tú?

comprar online

 

¿Cómo saber si una tienda es confiable?

  • Siempre pide referencias. A veces el mismo sitio tiene una sección donde los clientes opinan del servicio pero si no es así, busca en foros, páginas y redes sociales información acerca de la tienda y de su atención al cliente. Si no las encuentras, pídelas directamente al vendedor pues si es confiable, no se opondrá.
  • Dan números de guía para rastrear el paquete. En algunas pagas un pequeño costo adicional y en otras ya va incluido, de cualquier forma siempre pídelo, pues este número te servirá para ir viendo el recorrido de tu pedido hasta que llega a tus manos.

¿Crees que nos falta algo? Cuéntanos tu experiencia comprando online y sigue expresando tus peticiones para próximos artículos de la sección de moda.