Los mejores momentos de Parásitos en los Óscar

La entrega de los premios Oscar fue de  grandes sorpresas: para el elenco, el director de la película  y para el público que ha seguido fervientemente los pasos de gloria que Parasites  dejó en esta época de premiaciones. 

La primera de 4 estatuillas llegó para Parásitos bajo el concepto de Mejor Guión, junto al escritor Han Jin Won, un momento en el que el director tomó el trofeo en sus manos y sin palabras la admiró como si fuera algo irreal.

 

 

Le siguió el premio a Mejor Película de habla no inglesa, en la cual el gran Bong Joon-ho dijo:

«Me siento honrado de ser el primer ganador en este nuevo concepto de película de habla no inglesa, y formar parte de este cambio».

Continuó…

«Gracias a mi ciudad por permitir mostrar mi visión y estoy listo para beber esta noche»

El tercer galardón llegó bajo una competencia muy reñida donde los nominados son grandes personalidades del cine a nivel internacional como Quentin Tarantino y Martin Scorsese quienes  formaron parte de esta terna, pero gracias a su gran labor de dirección este premio fue para Bong Joon-Ho quien sorprendido y sin saber qué decir nos regaló estas palabras:

«Cuando era joven y estudiaba cine, había un dicho que grabe en lo más profundo de mi corazón y es: que lo más personal es siempre lo más creativo»

Esta frase pertenece al director Martin Scorsese lo que dejó entrevistó la gran admiración que Bong siente por él, además  agregó: 

«Cuando estaba en la escuela, estudié las películas de Martin Scorsese, el solo ser nominado junto a él fue un gran honor.  Nunca pensé que ganaría. Cuando la gente en los Estados Unidos no estaba familiarizada con mis películas, Quentin siempre puso mis películas en su lista, ahora él está aquí, muchas gracias.  Quentin, te amo «.

Estas palabras ovacionaron al director surcoreano y muchos de los asistentes se pusieron de pie. Para finalizar este sorpresivo momento agregó:

«Y Todd y Sam, grandes directores que admiro, si la Academia lo permite, me gustaría conseguir una motosierra de Texas, dividir el premio en cinco y compartirlo con todos ustedes.  Gracias. Beberé hasta la mañana en la mañana. Gracias»

 

La velada continuó y el gran momento de la noche por fin había llegado,  conocer la mejor cinta del año: un momento en que las apuestas corrían por la cinta 1917 y cuando la legendaria actriz Jane Fonda anunció al ganador logrando así convertir  a Parasite en la primera película coreana y de habla no inglesa en ganar esta terna, los actores y actrices de Parasite y todo el público quedaron sorprendidos y los aplausos y ovaciones no se hicieron esperar.

El discurso de aceptación corrió a cargo de la productora Kwak Sin Ae, que subió al escenario sin poder creer lo que estaba pasando, todo el elenco y parte del equipo de producción la acompañaron en este momento.

«Estoy sin palabras, nunca imaginamos que esto pudiera ser posible y estamos muy contentos, creo que es un momento histórico el que está pasando justo ahora, y quiero expresar todo mi agradecimiento y admiración hacia los miembros de la academia por tomar esta decisión, gracias», dijo. 

Al término de su discurso y con los ánimos encendidos de todo el público y la comunidad cineasta presentes en el lugar la actriz Miki Lee decidió regalarnos unas palabras:

 

«Realmente quiero agradecerle al Director Bong gracias por ser tú y adoro todo de él su sonrisa, su cabello loco, su forma en la que habla, su manera de caminar y especialmente la forma en la que dirige y algo más que me gusta de él es su sentido del humor, y la forma en la que se burla de él mismo, y que nunca se toma en serio, muchas gracias y quiero agradecer a todos los que apoyaron Parasite los que trabajaron en Parasite los que amaron Parasite y a mi hermano que siempre apoyó nuestro sueño aunque este parecía un sueño imposible, gracias Jay, y de verdad quiero agradecer a nuestro público coreano por apoyarnos, por hacer comentarios tan directos y empujar a los directores a los creativos  para crecer sin ustedes nuestro publico coreano, no estaríamos aquí hoy muchas gracias».

Y con esto terminó la gran noche de Parasite una noche que culminó un arduo camino de críticas y trabajo y que tuvo como fruto este momento histórico para el cine coreano dejando en claro que el cine no tiene idioma y poniendo en alto la gran capacidad del cine coreano.



Deja tus Comentarios

Joey Rivas
-Lic, en Administración por la UNAM -Certificado en idioma coreano y chino -Interprete y traductor -Apasionado de la cultura asiática