El matrimonio y la soltería en los k-dramas

El matrimonio y la soltería son temas que son muy recurrentes en los k-dramas. Aunque la visión de estos no siempre es positiva

Es cierto que  los k-dramas no son una representación exacta de lo que vive Corea del Sur, en ningún ámbito en general. Pero en cuanto al tema de la mujer y sus derechos poco a poco vemos que algunas producciones nos dan guiños sutiles de cómo la sociedad condiciona a la mujer en cuanto a su vida personal. 

Esto no quiere decir que sólo suceda en Corea del Sur, también existen otros países en los que la mujer no tiene completa libertad de su vida, aún. Hay ciertos temas que poco a poco son más recurrentes en los k-dramas, que aunque son productos de entretenimiento, pueden ayudar a visualizar ciertos problemas actuales. 

Si bien poco a poco dejaron atrás el estereotipo del chico patán, que sin importar cómo trate a la protagonista está siempre vuelve con él y  lo idealiza como amor; aún hay temas con ciertos estereotipos como el ser soltera sin importar la edad, los matrimonios por contrato, el divorcio y ser madre soltera. 

¿Soltería, igual a libertad?

El ser soltera después de los 30 años es algo que no es bien visto en Corea del Sur, incluso no tener novio y estar pronta a cumplir ese “límite” de edad impuesto por la sociedad es un punto para juzgar a las mujeres. 

El k-drama I need Romance podemos ver la necesidad de las protagonistas, que rebasan ese límite de edad, por casarse. Sin embargo, hay un personaje que sobresale de este grupo de chicas, esto sucede en los dos primeros dramas de esta trilogía.

Pues los personajes de Choi Yeo-jin (Holo, my love) y Kim Ji-woo (Bad woman, Good woman) son mujeres profesionales e independientes a las que no les importa el matrimonio, ellas buscan desarrollarse en su vida personal antes que estar con alguien. 

La forma en que las juzgan por ser tan libres en todo los ámbitos de su vida es lo que en ocasiones les causa problemas, incluso con sus propias amigas, quienes no entienden el por qué no desean casarse. 

En la trama de ambas temporadas los personajes de las chicas, no ven la necesidad de tener un matrimonio ya que consideran que eso les quita libertad, incluso si es con alguien a quien amas. Ella no permiten que cambien sus ideales, sólo piden ser respetadas y no juzgadas por sus decisiones.

¿La necesidad de no convertirse en una «dejada»?

El matrimonio en los k-dramas es un tema muy recurrente, incluso hay una gran cantidad de estas producciones que tienen como trama los matrimonio por contrato: Lie to me, Mi adorable Kim Sam Soon, Destinado a amarte, entre otros.

Un estereotipo que se repite con frecuencia es que ambos terminan enamorados, además de que el hombre es rico mientras que la chica está en una situación en la que se ve obligada a aceptar el matrimonio. 

Algunos dramas históricos como Moon Lovers dan una visión de lo que una mujer tenía que cumplir para poder ser la esposa del rey, más allá de ser parte de la nobleza, tenía que cumplir con requisitos tan absurdos como el no poseer ninguna cicatriz en el cuerpo. 

Sin embargo, las cosas poco a poco cambiaron, un ejemplo es el k-drama Because this is my first life en el cual vemos ciertos aspectos del matrimonio en la actualidad, en 2018, Korean Statistics Marriage and Divorce publicó que el interés de los coreanos por contraer matrimonio disminuyó. 

Because this is my first life es un claro ejemplo de esta situación pues los personajes principales ven el matrimonio como una solución a sus problemas, económicos. Al no sentir amor el uno con el otro, ellos deciden casarse. Y aunque pareciera tener un final predecible, este drama da un giro. Pues muestra que el matrimonio no debe ser sólo un acuerdo, que debe existir cariño y una buena convivencia con la otra persona con la que esperas pasar el resto de tu vida. 

Que no debe haber algo que una a ellos de forma obligatoria, ya sea dinero o familia. El matrimonio forzado o planeado por los padres, es algo que ya no debería existir dentro de ninguna sociedad.  

¿Y si el matrimonio no funciona?

No todas las historias tienen un “y vivieron felices para siempre”, así lo muestra  Romance is a Bonus Book, el cual narra la historia de Kang Dan-i, interpretada por Lee Na-young (Beautiful Days), quien es una chica divorciada de más de 30 años que tiene una hija. El conflicto principal que vive la protagonista es sobre la cuestión laboral. 

Durante el período que duró su matrimonio (7 años) ella dejó por completo su vida profesional como publicista, ya que tenía que encargarse de su hija en todo momento. Además que al casarse la mayoría de las mujeres dejan su vida laboral para ocuparse totalmente de su marido e hijos. Esto se puede en la película Kim Ji Young, Born 82, que se basa en el libro del mismo nombre, en el cual explican cómo la mujer debe dejar a un lado su vida para cuidar de otra. 

En el drama Romance is a Bonus Book la protagonista no logra conseguir trabajo por el tiempo que duró su matrimonio, lo cual la obliga a mentir sobre su carrera profesional para contratarla en una vacante para la cual está sobrecalificada, pero la necesidad de encontrar trabajo para mantener ella sola a su hija la obliga a aceptar eso. 

Sobreviviendo a las etiquetas

El estigma del divorcio o soltera con hijos son otros de los temas con los que la mujer debe lidiar. Tal y como en el caso de Romance is a Bonus Book. Aquí etiquetan a la protagonista porque su matrimonio no funcionó, al grado que ella se siente culpable por lo que pasó.

Otro buen ejemplo es el K-drama When The Camellia Blooms, que retrata un poco más de esta situación. 

En When The Camellia Blooms la historia principal es sobre una mujer divorciada, interpretada por Gong Hyo-jin (It’s Okay, That’s Love),  quien tiene que cuidar a su hijo ella sola.  Además ella no es la única en su barrio que está en esta situación, pues la madre del chico del que ella se enamoró también vive una historia similar. 

A lo largo de este drama ambas mujeres aprenden a aceptar su situación y a reconocerse como madres solteras que aprendieron a trabajar y ocuparse de sus hijos sin la ayuda de sus maridos, ya sea que su ausencia se deba a un divorcio o una muerte inesperada. 

***

Los k-dramas dan pequeños guiños de lo que puede ser la sociedad con respecto al tema de la mujer. No es una casualidad que también haya surgido el #MeToo en Corea del Sur.

Cada uno de estos k-dramas no sólo muestran la complejidad de ser mujer. También la fuerza con la que cada una supera los obstáculos, dejando a un lado las expectativas que la gente espera de ellas.  ¿Cuál de ellas es tu favorita? 

Deja tus Comentarios