Memories of the Alhambra: El amor en una realidad aumentada

Los k-dramas suelen ser adictivos hasta el punto de no despegarse de la pantalla hasta 10 horas después, algo así como lo que sucede con los videojuegos, que no te puedes detener hasta completar la misión, precisamente eso le sucedió a Yoo Jin Woo en Memories of the Alhambra.

 

Todo parecía ser un viaje de negocios normal para Yoo Jin Woo (Hyun Bin) el CEO de una gran compañía coreana de videojuegos, hasta que durante la madrugada recibe una misteriosa llamada de Jung Sae Joo (Park Chan Yeol), quien le dice que está dispuesto a venderle su videojuego, pidiéndole reunirse en el hostal Bonita en Granada, España.

De inmediato tiene un presentimiento extraño que lo hace levantarse y dirigirse hasta el hostal, ahí es recibido por Jung Hee Joo (Park Shin Hye), una chica coreana dueña del hostal en Granada, ahí también vive junto a su abuela y sus dos hermanos, Min Joo (Lee Re) y Sae Joo, un fanático de los videojuegos que ha sido el desarrollador de un videojuego de realidad aumentada, en el que para volverse un jugador, debe de colocarse un par de lentes de contacto, logrando así interactuar dentro del videojuego, al mismo tiempo que toma lugares de la realidad.

En su viaje a Granada y después de la misteriosa llamada, Jin Woo comienza a jugar el videojuego para probarlo, sin embargo su ex-mejor amigo y rival en negocios Cha Hyun Suk (Park Hoon) también está en busca de adquirir los derechos del juego, ellos se volvieron enemigos debido a una traición por parte de Hyun Suk, que tras pelearse fundó una nueva compañía de videojuegos, con el mismo objetivo. Es así como ambos se encuentran como jugadores en Granada y se enfrentan, dejando sólo un ganador.  

Durante el drama podemos disfrutar de grandes escenas de batallas campales, principalmente, con personajes ficticios de la edad media, es decir, espadas, caballos y flechas, incluyendo todo tipo de heridas mortales que pondrán en riesgo la vida de quienes entran al juego.

Poco después de la batalla entre ambos enemigos, el cuerpo sin vida de Hyun Suk es encontrado en el parque, sin una razón lógica pues no tiene algún tipo de herida externa, sólo ha muerto desangrado. Después de la muerte de su enemigo, Jin Woo se percata de que el juego tiene un grave error y no debe de salir al mercado, siendo indispensable encontrar a Sae Joo para solucionarlo.

 

De lo virtual a la realidad

Mientras tanto la relación que lo une con Hee Joo es principalmente encontrar a su hermano desaparecido, pero al mismo tiempo ambos se han enamorado desde su estadía y convivencia en Granada.  

Al principio, Jin Woo le ha ocultado toda la verdad a Hee Joo, hasta que en su reencuentro  en Corea le explica lo que ha sucedido con su hermano y lo relacionado al juego, que debe de completar una última misión y así poder hacer que Sae Joo vuelva a casa. Hae Joo incrédula ante la situación entra al juego para poder corroborar lo que Jin Woo le cuenta y poder ayudarlo de alguna manera.

De esta forma Hae Joo se encuentra un personaje dentro del juego que es igual a ella, el cual aparece repentinamente en diferentes escenarios ante los usuarios. Este personaje está programado de tal manera que se convierte en una de las piezas clave para poder solucionar el misterio que rodea al juego, así como la inexplicable desaparición de Sae Joo.

Jin Woo toma la responsabilidad del videojuego que su empresa ha empezado a producir para sacarlo al mercado, ya que al seguir con el error la vida de los usuarios corre peligro, pero al mismo tiempo debe de mantenerse a salvo de todos los enemigos que lo acechan constantemente y asegurarse de que la mujer que quiere esté a salvo y lo más alejada posible del juego.

Este drama guarda grandes misterios que se irán resolviendo poco a poco, así como la secuencia de las líneas del tiempo, ya que podemos ver los hechos desde varias perspectivas de los personajes haciendo que cada acontecimiento esté estrechamente ligado con los demás. La historia pasa por caballeros y armaduras hasta zombies en una mazmorra, escenas de acción así como el romance de la pareja protagonista y un toque de buen sentido del humor.

 

En definitiva este es un drama con un gran potencial, una historia original, innovadora, con grandes actores y efectos especiales, pero sobre todo que nos deja a la expectativa de una segunda temporada. Este es un drama de tvN con 16 capítulos que también lo pueden disfrutar en Netflix.

 

Deja tus Comentarios

Mariana García
Licenciada en mercadotecnia y publicidad, dramática de alma y corazón. A veces soy kawaii