Park Chan-wook el creador por antonomasia de escenarios tortuosos

La violencia,  la sed de venganza, la  tensión y exaltación son elementos sustanciales y de vital importancia al momento que Park Chan-wook realiza una película. Su pasión de mostrar al espectador una historia que, a través de su narrativa, pueda transmitir pensamientos, sentimientos y sensaciones hacen de él, un creador por antonomasia de escenarios tortuosos.

¿Quién es Park Chan-wook?

Originario de la capital surcoreana y con 53 años, el director Park Chan-wook  inició su carrera cinematográfica en la década de 1990.  Aunque se graduó en filosofía por la Universidad de Sogang,  Park deseaba convertirse en crítico de arte.  Sin embargo, se dio cuenta de su pasión por el cine, lo cual le llevó a desarrollar un cineclub en la universidad, y a sus primeros acercamientos con la pantalla grande mediante la asistencia de producción.

Inicios de Park Chan-wook

Chan-wook debutó en 1992 con la película Moon is the Sun’s Dream, la cual dirigió y escribió. En 1997, estuvo al mando de Saminjo (Threesome) y dos años más tarde Judmen. Desafortunadamente, ninguna de estas películas tuvo el éxito y reconocimiento esperado por la crítica y el público en general.

El inicio del segundo milenio pintó bien para el cineasta. En el año 2000 estrena la película Joint Security Area (JSA), cinta que lo catapultó a la fama  y con la que tuvo la oportunidad de presentarse en el Festival de Cine de Berlín, nominada como mejor película, y ganadora en los Blue Dragon Film Awards (festival de cine coreano) en las categorías de mejor película y mejor director. Es considerada una de las películas más taquillera de Corea del Sur.

https://www.youtube.com/watch?v=fI8sx8qngRw

JSA fue aclamada por la crítica debido a que es un filme que retrata la situación de tensión que viven las dos coreas en lo que se conoce como la zona desmilitarizada, es decir, la frontera entre ambas. Es un thriller que se centra en el asesinato de dos soldados norcoreanos, a manos, supuestamente, de un militar surcoreano, lo que da la pauta a una investigación sobre el asesinato y una disputa entre ambas naciones.

La trilogía de Chan-wook

Pese a que Joint Security Area fue la película que reveló a Chan-wook, no fue la única que le daría reconocimiento. Un par de años más tarde llegó La Trilogía de la Venganza, conocida como “la obra magna” del director; ésta comenzó en el 2002 con Sympathy for Mr. Vengeance.

Este filme relata la vida de dos hermanos, uno sordomudo y otra que padece una enfermedad renal, por lo que él se ve obligado a conseguir 10 millones de wones  y  recurrir al mercado negro para salvar la vida de su hermana, pero es estafado y en la desesperación secuestra a la hija de su jefe, quien muere accidentalmente, y debido a ello él será asediado por el padre de la niña.

Oldboy y cinco días para vengarse (2003), basada en el anime del mismo nombre del artista Nobuaki Minegishi y escritor Garon Tsuchiya, es quizá la película más premiada, emblemática y reconocida de la trilogía tanto por la temática que aborda como por las escenas bien logradas que se han quedado en la memoria de muchos y que han permitido tanto las parodias como las ideas cinemáticas de las mismas.

Oldboy es la historia de Oh Dae Su que después de haber sido detenido por estar en estado de ebriedad, es secuestrado tras terminar de hablar por teléfono con su hija. Posteriormente despierta en lo que aparentemente es un cuarto de hotel, pero no demora en darse cuenta que ese lugar no es lo que aparenta ser. Durante 15 años, Dae permaneció encerrado para después ser liberado y vengarse de quien lo mantuvo en cautiverio, lo que da comienzo a una doble venganza, cargada de violencia, incesto y crueldad.

Sympathy for Lady Vengeance (2005), la última parte de la trilogía de Chan-wook, presenta a Lee Yeong-ae, quien decide vengarse de la persona que la hizo pasar 13 años en la cárcel y quien bajo amenazas la obligó a declararse culpable del brutal asesinato de un niño de 6 años, que ella no cometió y por el cual estuvo bajo la mira de la opinión pública y los medios de comunicación.  Al igual que Oldboy, esta cinta  fue multipremiada:  ganadora como mejor película y mejor actriz en los Blue Dragon Film Awards y del Festival de Cine de Sitges, y nominada al León de Oro por el Festival de Cine de Venecia.

Joint Security Area, fue el parteaguas para que Park Chan-wook continuara realizando películas extraordinarias y poéticamente bien compuestas. A la Trilogía de la Venganza le precedieron películas como I’m a Cyborg, but that’s OK (2007), Thirst en 2009 con la cual ganó el premio del jurado en el Festival de Cannes del mismo año. En 2012 tiene la oportunidad de dirigir a grandes personalidades de Hollywood como Nicole Kidman a Dermot Mulroney con el film Stoker, y recientemente en 2016 estrenó The Handmaiden.

https://www.youtube.com/watch?v=1KaOLDZe2GI

Chan-wook se caracteriza por presentar un cine cargado de violencia, de representar la sed de una dulce o fatal venganza, de contar historias cargadas de imaginación que caen en lo bizarro. Sobre todo,  es experto en llevar la vida de los protagonistas al límite y de demostrar una compenetración hacia lo perverso.

Deja tus Comentarios

Karla Miranda
Comunicóloga. Cautivada por la cultura Coreana, gracias a los dramas coreanos y al cine oriental. Ama todo lo relacionado con cerezos japoneses, tiene uno en casa. Hay muchas cosas que llaman su atención, pero sólo elije algunas y las vuelve su pasión. Disfruta del cine, los libros y los conciertos.