Peleas de grillos: una tradición china muy peculiar

En el mundo existen diferentes formas de entretenimiento algunas muy normales, otras muy extrañas, y en China se encuentra una muy peculiar: las peleas de grillos.

 

Por: Leslie Campos

 

Las peleas de grillos son un entretenimiento tradicional con más de mil años de historia. Estas se iniciaron por los emperadores de la dinastía Tang (618-907), después los ciudadanos chinos las popularizaron.

A pesar de su gran popularidad, durante la revolución cultural (1966-1976) el gobierno de China prohibió estos campeonatos. Sin embargo, en los últimos años comenzaron a resurgir.

Cada año, a finales de septiembre, comienzan los campeonatos en muchas ciudades de China. Tal es el caso de Beijing, ciudad que cuenta con una Asociación de Peleas de Grillos, que se encarga de organizar las peleas y los campeonatos.

 

El cuidado y crianza de los grillos

 

Debido a la gran popularidad de estas peleas, existen muchos mercados en donde se pueden comprar los grillos. Tan solo en Shanghái existen más de una docena de estos mercados. Entre estos se encuentra el popular mercado de Aves y Flores situado en la calle South Xi Zhang Road.

La crianza de grillos requiere mucha dedicación y la realizan solo personas expertas. Cada grillo se debe mantener en un jarrón de barro o en pequeñas jaulas esféricas hechas de mimbre. Además llevan una dieta alta en proteína a base de pasta de soja.

Estos insectos también son sometidos a entrenamientos diarios. Una noche antes de la pelea, las hembras son colocadas dentro del jarrón para aliviar la tensión de los machos.

Los precios de estos varían, algunos se venden entre 10 y 50 yuanes (aproximadamente $33.70 MX y $168.50), aunque hay algunos que se llegan a vender hasta en 15 mil yuanes (alrededor de $50,500 MX). Todo depende del tamaño y tentáculos de los grillos.

 

¿Cómo son las peleas?

 

Al igual que en un torneo de boxeo, catalogan a los grillos según su peso, incluso se tienen que entregar 24 horas antes de la pelea para evitar que sean dopados.

Al inicio de la pelea ambos contrincantes se deben colocar en un recipiente de plástico de 8 pulgadas. Este recipiente cuenta con una división para que no se vean el uno con el otro.

Después los entrenadores los estimulan con una pequeña rama para hacerlos enojar. Su canto es la señal de que ya están lo suficientemente irritados para comenzar la pelea.

En ese momento el juez levanta el separador y comienza la batalla. Esta es juzgada según estrictas reglas que datan al siglo XIII. Las batallas más intensas llegan a tardar hasta 5 minutos, aunque la mayoría tarda solo unos segundos. El perdedor es el grillo que comienza a evitar el contacto, huye de la batalla o deja de cantar.

 

Prohibiciones en las peleas de grillos

 

Apostar dinero durante las peleas está estrictamente prohibido desde agosto del 2004. Debido a esto muchas de las peleas se llevan a cabo en privado o en parques.

La prohibición de las apuestas se gestó desde la instauración de la República Popular China, ya que se veía como un entretenimiento feudal.

Es por esa misma razón que cada año, 25 de las ciudades más importantes de China llevan a cabo campeonatos regionales. Los ganadores avanzan a la Competencia Nacional en Beijing en el mes de octubre. Competencia que para muchos es más importante que cualquier otro deporte de peleas en China.

A pesar de ser una tradición con muchos años de antigüedad, sigue teniendo muchos seguidores, por lo que es claro que seguirá viva por muchos años más. 

 

 

 

 

 

 

Deja tus Comentarios