Skincare for moms: la rutina ideal para cuidar tu piel cuando eres mamá

Como sabemos que en K-magazine tenemos fans que ya son mamás, o que aunque aún no lo sean son hijas de mamis hermosas, hemos decidido crear esta rutina diseñada especialmente para ellas, con pasos sencillos y lo mejor, con productos fáciles de encontrar y además accesibles. Antes de seguir cualquier tipo de rutina de belleza, es importante identificar nuestro tipo de piel para así poder escoger los productos idóneos para sacarle el máximo provecho a nuestra piel.

Limpieza

Toda rutina empieza con este paso ya que es importante eliminar la suciedad e impurezas que puedan adherirse a nuestra piel. Puedes realizar este paso con la técnica coreana de doble limpieza, en la que utilizas un limpiador a base de agua y otro a base de aceite, o bien, puedes utilizar jabones naturales libres de elementos químicos, como el jabón de rosas, avena o arroz, los cuales además de limpiar tu piel, le aportarán grandes beneficios para que se sienta y luzca bien.

Toner

El uso del toner en la antigüedad no era algo esencial pero en los últimos años se han popularizado gracias a la cosmética coreana. Un toner es un líquido de penetración profunda que proporciona a la piel un rápido golpe de hidratación y ayuda a eliminar células muertas de la superficie de la piel. Es considerado como el primer en cualquier rutina de belleza y existen cientos de tipos de toners, cada uno con propiedades diferentes para así adaptarse a las necesidades de la piel de cada persona.

El toner se aplica justo después de haber lavado el rostro y es recomendable aplicarlo con el rostro un poco húmedo, esto ayudará a que las moléculas penetren mejor en la piel, lo cual asegurará mejores resultados.

Aunque existen infinidad de toners en el mercado y especialmente en el coreano, hay también versiones caseras que usan ingredientes naturales y son nobles con la piel dando algunos beneficios. Por ejemplo, el uso tradicional del agua de arroz tan popular en Asia. Simplemente se guarda el agua residual que queda después de lavar el arroz para cocinar y se usa como último enjuague sin aclarar. Entre los beneficios que se pueden encontrar está el aclarar el tono de piel y quitar manchas.

Otras infusiones que se pueden usar como toner y que son muy comunes en los toners comerciales coreanos es el té verde, el té de manzanilla y la infusión de pétalos de rosas.

Serum

Desde hace unos años el serum facial se ha convertido en un indispensable de toda rutina de cuidados por la alta concentración de activos presente en su fórmula.
La textura súper ligera del serum facilita mucho su absorción, por lo cual una pequeña cantidad bastará para cubrir todo el rostro. La mejor manera de aplicarlo es en forma de gotitas, después se extienden por todo el rostro dando suaves movimientos circulares.

Los serums favoritos de todas las mamás son los que contienen vitamina C pues dicha vitamina es un poderoso antioxidante que previene el daño en el ADN de las células. Además, no sólo alisa la piel y ayuda a formar colágeno para combatir las arrugas, sino que también aporta gran luminosidad y ayuda a aclarar la piel de manera natural.

Mosturizer

El siguiente elemento importante en nuestra rutina es un moisturizer, mejor conocido como hidratante. La función básica de los humectantes es ayudar a tratar la piel cuando está seca y evitar que se seque nuevamente. Las cremas hidratantes hacen esto al mantener el agua en la capa más externa de la piel, pero también tienen otras funciones como ayudar a proteger la piel del medio ambiente, esto sucede ya que al aplicar una crema hidratante, se crea una barrera en la piel que evita que los aceites se escapen y que los elementos contaminantes del exterior causen resequedad o hirritacion en la piel.

Este paso se puede llevar a cabo con una crema, aplicándola en la mañana y en la noche o de igual manera se puede hacer con elementos que tenemos en casa como la miel, el aceite de oliva, aceite de coco, el aguacate, áloe, etc. Todos estos productos naturales pueden fungir como hidratantes si se utilizan a manera de mascarilla.

Protector solar

El mayor enemigo de la piel en cuanto al envejecimiento se refiere, es el sol. Los protectores solares se encargan de crear una barrera contra los rayos solares los cuales envejecen las células de la piel y pueden dañar el ADN de éstas. Es vital buscar un bloqueador solar que tenga protección contra los dos tipos de rayos ultravioleta: los UVA y los UVB.
Otro aspecto importante es el factor de protección solar (SPF, por sus siglas en inglés), que indica el nivel de protección contra los rayos solares que tiene cada producto. Cuanto mayor es el factor, mayor la protección.

La recomendación es que si tienes piel muy blanca o sensible, utilices un factor de protección solar de al menos 50 SPF, mientras que, quienes son de piel un poco más oscura y cabellos y ojos oscuros, pueden utilizar un SPF de 40.

Así que ya lo sabes, mamá, joven, mujer, hombre o niños, sin importar la edad siempre es importante cuidar nuestra piel de acuerdo a nuestras necesidades así como de nuestro cuerpo y salud. 

 

Deja tus Comentarios

Yarizbeth Kim
Estudiante de Comunicación de la Universidad Vizcaya de las Américas. Conocí Corea a través de su música en el 2011, a raíz de eso comencé a interesarme por dicho país y su cultura y fue así como terminé enamorándome de Corea. Durante dos años tomé la Licenciatura en Estudios Coreanos y durante éstos años he asistido a diversos eventos que me han ayudado a conocer y entender mejor todo lo relacionado con Corea.