Song Kang-ho, el actor favorito de Corea

Conoce más sobre Song Kang-ho, uno de los actores favoritos de Corea, por supuesto del director de Parasite, Bong Joon-ho.

En las últimas semanas la película Parasite no dejó de dar de qué hablar, pues ganó varios premios y se perfila para ser una de las favoritas en la próxima entrega de los Oscars. Lo cual no sería posible sin el trabajo de su director Bong Joon-ho y por supuesto sin su gran elenco, recientemente acreedor de un SAG AWARD.

Por ello hablaremos de Song Kang-ho, el papá de Parasite, quien robó escena con su interpretación de un padre de familia desempleado, que al igual que sus hijos se convirtió en un estafador, a quien la vida le deparó un giro de 180°.

«El olor es algo invisible», dice Song. «Ahí es donde radica el horror en esta película. Porque hay algo muy poderoso, pero no puedes verlo, pero determina la relación. Ahí es donde radica el horror, y ahí es donde radica el poder de esto «. 

Song Kang-ho (Independent)

Song Kang Ho nació el 17 de enero de 1967. Estudió radiodifusión en la Busan Kyungsang College, al terminar se incorporó a la compañía teatral Kee Kuk Seo, donde debutó en 1991 con la obra Dongsaeng, y sólo 5 años más tarde incursionó en el séptimo arte con la película The day a pig fell into the well, del director Hong Sang Soo.

Te puede interesar: Parasite la desigualdad nos lleva a la tragedia

El camino a la fama se acerca

El final de los años noventa y principio del dos mil, trajeron grandes éxitos a Kang-ho, después de ganar la atención de la crítica y el público en general en 1999 con Shiri de Kang Je-gyu, obtuvo su primer protagónico en la cinta The Fool King, de Kim Jee woon, en la que interpretó a un luchador y en la cual no necesitó de dobles para realizar las escenas de alto riesgo, algo que sin duda se le reconoció.

Sin embargo, fue hasta su participación en Joint Security Area (2000), del aclamado director Park Chan wook, que ganó un mayor reconocimiento. Dicha cinta lo llevó a presentarse en festivales internacionales de cine. En ella personifica a un soldado norcoreano cuya base se encuentra en la zona desmilitarizada. Él se ve implicado en el asesinato de dos de sus compatriotas, quienes aparentemente fueron aniquilados por militares surcoreanos.  

En 2002 vuelve para hacer dupla con Chan wook y se incorpora a la trilogía de la venganza con Sympathy for Mr. Vengeance, un thriller en el que la desesperación, la falta de recursos económicos y el tráfico de órganos convergen en una misma historia para llevar a sus protagonistas al límite.

El ascenso de un grande continúa 

Joint Security Area y Sympathy for Mr Vengeance le otorgaron fama y reconocimiento en su país. Lo galardonaron en diversas premiaciones asiáticas, entre ellas 3rd Director’s Cut Awards y Deauville Asian Film Festival,  donde ganó como mejor actor por Joint Security Area.

Su éxito no paró y sólo siguió en ascenso. En 2003 le llegaría su primera oportunidad junto a Bong Joon Ho en Memories of murder, un thriller basado en hechos reales sobre un asesino serial en Corea del Sur, en esta cinta Song Kang Ho dio vida a un detective frustrado que perseguía a un asesino que nunca encuentra.

Sus grandes éxitos

Para el 2006 Song Kang-ho ya era una de las caras más conocidas en el cine coreano y ya nos había demostrado que podía ser un luchador sin dobles, un soldado capaz de mostrar el valor de una amistad, hasta un policía incapaz de resolver un asesinato, ¿pero qué seguiría para este as de la actuación?

A su vida llegó The Host, también a cargo del cineasta Bong Joo-ho, en la que ambos incursionaron en el género de terror.  En la cinta el actor interpreta a un padre comerciante cuya hija fue secuestrada por una extraña criatura. En 2007 repite con el director Lee Chang dong en Secret Sunshine, donde se enamora de una mujer cuya vida es un caos.

Te puede interesar: Confirman serie de Parasite para HBO

Dos años después Song Kang Ho se convirtió en vampiro en Thirst, de la mano de Park Chan wook. El 2013 le depararía otro éxito, Snowpiercer, de nuevo en  dupla con Bong Joon-ho y la cual fue la primera película internacional para Kang-ho

Al parecer el actor es uno de los favoritos de Park Chan wook y Boon Joon Ho, así como lo es Johnny Depp para Tim Burton o Leonado Dicaprio para Matin Scorsese.

«El director Bong es una persona muy graciosa y es muy divertido pasar el rato juntos. No solo se centra en sus películas, sino también cuando estamos juntos en el set de producción e incluso en el entorno privado, es un tipo muy divertido. Creo que eso tiene mucho que ver» 

Song Kang-ho (Goldderby)

En 2015 ¡por fin! lo vemos en  una cinta histórica en la que interpreta a un rey del periodo Joseon que condena a su propio hijo (Sado) a la muerte por considerarlo incapaz de gobernar.

Y en 2017 lo disfrutamos en A Taxi Driver, los héroes de Gwangju su última película antes de Parasite. Un drama que se centra en hechos reales y que relata la masacre política de Gwangju, esta cinta fue seleccionada para representar a Corea en los Oscarss, pero no alcanzó la nominación.

Parasite - festival cine latinoamericano en la Habana

Era de esperarse que Song Kang Ho llegara pronto a pisar los Oscars, si no lo hacía con Parasite probablemente lo lograría con otra cinta. Estuvo a punto con Sado y A taxi driver, los héroes de Gwangju. Este actor nos deja claro que ser camaleónico es lo suyo;  igual puede interpretar a un rey, que a un hombre de estrato social bajo. 

Te puede interesar: Chapaguri, el delicioso platillo coreano de la película Parasite

Sin duda un actor que disfrutamos ver en la pantalla grande, pues en la pantalla chica sólo podremos ver en algunos anuncios, lamentablemente no es un actor que acostumbre a participar en un  k-drama de vez en cuando. 

¿Cuál de todas sus peli es tu favorita?

 

Deja tus Comentarios

Karla Miranda
Comunicóloga. Cautivada por la cultura Coreana, gracias a los dramas coreanos y al cine oriental. Ama todo lo relacionado con cerezos japoneses, tiene uno en casa. Hay muchas cosas que llaman su atención, pero sólo elije algunas y las vuelve su pasión. Disfruta del cine, los libros y los conciertos.