Unificación de los reinos antiguos de Corea

¿Sabías que hace más de mil años hubo una guerra entre los reinos que actualmente forman Corea?

Así como hoy la península de Corea está dividida en dos naciones, antes del siglo X estaba partida en tres Reinos: el Reino de Silla, el de Baekje y el de Goguryeo.

Estos tres reinos florecieron durante el primer milenio de nuestra era, pero en el siglo VII los problemas entre estos territorios desembocaron en varias guerras de conquista, las cuales, después de cuatro siglos, concluyeron con el surgimiento del que sería conocido como Imperio de Corea.

Los reinos de Corea tenían una manera diferente de heredar el trono, ya que no se sucedía de la manera más común, que consiste en heredar el trono de manera familiar, donde el padre deja el trono al hijo. En Corea, el trono se heredaba entre guerreros, el mejor de ellos recibía el título y a su muerte se realizaban enfrentamientos para escoger a uno nuevo que se convertiría en Rey.

Esta peculiar forma de escoger a los gobernantes acarreaba muchos problemas, ya que un sinnúmero de aspirantes al título quedaban insatisfechos y surgían muchos conflictos internos. Este tipo de problemas provocó una inestabilidad que no permitía un crecimiento de los reinos.

La primera de estas guerras ocurrió en la mitad del siglo VI cuando el reino Saro conquistó al de Gaya, formando así el de Silla. Esta conquista logró darle al reino de Silla una posición geográfica que le permitió entablar relaciones con Japón y no estar tan presionados por China.

Al no tener presión por parte de los chinos, Silla pudo negociar directamente con la Dinastia Tang, una de las familias que gobernó China, y les dio mayor esplendor. La alianza Silla-Tang provocó que los reinos de Baekje y Goguryeo se unieran para tratar de evitar la derrota ante los otros; sin embargo, el poderío chino permitió a Silla conquistar primeramente a Baekje en el año 660.

La conquista de este reino no fue solo militar, el reino de Silla prácticamente arrasó con las ciudades de Baekje. Los japoneses, al ver que la alianza Tang-Silla podía ser peligrosa para ellos, trataron de ayudar a Baekje enviando tropas y navíos, pero los nipones no pudieron hacer mucho por la causa de Baekje.

El crecimiento del reino de Silla siguió y poco a poco fue conquistado terrenos pertenecientes al de Goguryeo; mientras que en otro frente los chinos hicieron lo mismo.

Veinte años antes, estos dos reinos habían tenido una guerra en la que los coreanos resistieron los intentos de los chinos por invadirlos. Sin embargo, al tener que combatir a dos reinos por diferentes frentes, fue insostenible para Goguryeo. En el año 668 este reino decidió abandonar su capital y emigrar hacia el norte dejando que la dinastía Tang pudiera expandir sus territorios.

 Imagen relacionada

La huida de Goguryeo no significó el fin de la guerra ya que Silla ahora se enfrentó a los chinos por el control de la península. Después de una década de conflictos intermitentes, los chinos dejaron el control de toda la península de Corea en manos del reino de Silla. Así comenzó la época de la historia coreana conocida como Silla unificada o Balhae que va del año 668 al 915. Es en este periodo que la cultura coreana comienza a forjarse, permitiendo un importante desarrollo social en la península.

Pareciera que esta historia de alianzas y traiciones surgió de cualquier videojuego, pero fue así como se establecieron las bases de la cultura coreana moderna que, una vez unificada bajo el gobierno de una dinastía propia, logró explotar como una potencia del Pacífico en todos los aspectos.

Y tú, ¿conoces a alguna de las dinastías que gobernaron Corea?

Deja tus Comentarios

Avatar
Historiador de profesión con interés de difundir la historia deportiva. Esgrimista retirado, beisbolista ocasional, amante del deporte desde el ajedrez hasta el futbol. Astrónomo aficionado, acumulador de datos inútiles, calorías, libros y juguetes.