Vivir en tierra de nadie: la ciudad amurallada de Kowloon

La ciudad de Kowloon llegó a ostentar el título de la ciudad con mayor densidad de población de todo el mundo. ¿Qué hacía tan especial a este lugar, el cual a finales de los años 80 llegó a albergar a 50 mil personas en solo 2,6 hectáreas?

 

Por Paola Ruiz

 

Un lugar único donde la anarquía dominaba las estrechas calles. Eso era la ciudad amurallada de Kowloon, la cual llegó a ostentar el título de la ciudad con mayor densidad de población de todo el mundo.

Kowloon era apodada La ciudad de la oscuridad, por sus callejones sin luz solar. Este lugar fue un asentamiento humano sin ley dentro de la Región Administrativa Especial de Hong Kong que duró desde la dinastía Song hasta el año 1994 cuando fue demolida por completo. 

 

Los orígenes de Kowloon, la ciudad sin ley

 

Este lugar comenzó como un pequeño puesto para la regulación del comercio de sal en la dinastía Song (960-1279).  Durante sus inicios albergó a poca gente, llegando a ser una fortaleza con solo 30 soldados para 1668. 

Sin embargo, cuando Hong Kong fue cedido a Reino Unido tras la Guerra del Opio en 1842, la fortaleza de Kowloon quedó como parte de China dentro de territorios británicos. 

Después, durante la Segunda Guerra Mundial, Japón invadió Hong Kong y destruyó la muralla que rodeaba a Kowloon. Esto con el fin de expandir el Aeropuerto de Kai Tak, el cual fue el aeropuerto oficial de Hong Kong hasta 1998 y contaba con una de las pistas más riesgosas del mundo. 

Más tarde, en la década de los 50, la ciudad de Kowloon pasó a ser un sitio ideal para el desarrollo de actividades ilegales.

Sobre todo sirvió como asentamiento para varios grupos mafiosos con negocios como salas de juego y burdeles, sumados a la venta de drogas como el opio.

En la década de los 70 el gobierno chino tomó acciones y la zona se logró poner bajo control.

 

La explosión demográfica 

 

A partir de los años 60, la ciudad amurallada de Kowloon comenzó a crecer exponencialmente. Para la década de los 80 se  dijo que llegó a albergar a hasta 50 mil personas en una extensión de tan solo 210 por 120 metros. 

Por su situación, la ciudad tuvo que crecer en vertical, hacia el cielo. Y llegó a tener 350 edificios de hasta 14 pisos. Dichas construcciones estaban, mal planificadas, se mantenían de pie al estar pegados unos con otros. 

Los edificios ya no pudieron crecer más debido al paso de los aviones del aeropuerto. Por estas condiciones sólo se podía transitar a pie en estrechos callejones oscuros, llenos de escaleras y con poca higiene, de ahí el apodo de La Ciudad de la Oscuridad.

La situación de esta ciudad era única, pues ni China ni Hong Kong se hacían cargo por completo de ella. Al no existir oficinas de gobierno en esta, la ciudad se regía sola en una anarquía donde todos vivían con bastante armonía.

La renta era baja y no se pagaban impuestos ni servicios, lo que permitió la gran explosión demográfica del lugar. 

 

La vida en la ciudad colmena

 

Los habitantes de la ciudad amurallada de Kowloon vivían en los departamentos reducidos que se encontraban unos pegados a otros. También dentro de la ciudad había pocos servicios, Hong Kong solo la proveía de electricidad, agua y correo.

Muchos negocios se establecieron dentro, como los famosos dentistas de Kowloon, que ejercían sin licencia y en condiciones poco higiénicas.

Los únicos lugares con luz solar eran los tejados y el yamen (oficina administrativa), donde los habitantes se reunían para convivir entre ellos y los convertía en una comunidad muy unida. 

La ciudad amurallada de Kowloon no pasó desapercibida para el resto del mundo antes de su demolición, pues fungió como escenario para películas como Crime Story con Jackie Chan y Bloodsport con Jean-Claude Van Damme.

 

La demolición de Kowloon  y el parque en la actualidad

 

En 1987 se firmó un acuerdo entre China y Reino Unido en el que se decidió demoler la ciudad. Se indemnizó por un total de 350 millones de dólares a todos los habitantes, a los cuales se les desalojó del lugar en un periodo de 4 años. 

Después de la completa desaparición de la ciudad amurallada en 1994, se comenzó la construcción de un parque con estética china tradicional el cual perdura hasta la actualidad.

El único edificio que se conservó fue el yamen, el cual ahora es un museo que contiene toda la historia de aquel lugar tan especial.

El Parque de la Ciudad Amurallada de Hong Kong es un espacio que puedes visitar en tu siguiente viaje a Hong Kong y al distrito de Kowloon. Un lugar pacífico donde puedes pasear y revivir la historia de lo que alguna vez fue el área con mayor densidad de población del mundo. 

 

¿Te gustaría visitar este lugar tan impactante?

Deja tus Comentarios