Zhoumi y Ryeowook nos pintan la noche estrellada más triste y armoniosa

¿Cuánto esperamos por un dueto entre Zhoumi y Ryeowook? Como una década, y no exageramos. Ahora que, por fin, han lanzado “Starry night”, ¿cumplió con nuestras expectativas?

Pongámoslo de esta manera: El dolor que a veces nos causa el desamor ya tiene una nueva forma de alivio, y es la canción de este par de idols, que además está en versión coreana y versión china, ¡doble alivio es ese! Zhoumi y Ryeowook, ambos compañeros en Super Junior-M, subunidad china de Super Junior, son como los doctores que nos dan una receta para el alma y el corazón, mientras cantan una estrofa y otra, y encima con ese coro tan bonito y triste a la vez.

Y no es que nos estén diciendo cómo hacerle para que esa persona que amamos nos mienta y nos diga que todavía nos corresponde, como piden en una parte de la letra. Tampoco es que tengan la fórmula mágica para que esa persona no se vaya, para que se quede a nuestro lado. Pero con la letra escrita por el idol chino, y las armonías vocales que alcanzan ambos cuando funden sus voces, es imposible no sentir el alivio del que hablábamos, o no estremecerse cuando alcanzan las notas más altas… aunque sea mientras dura su «Starry night».

No sabemos qué pasaría entre la pareja de la canción para que uno de los dos se vaya, así que no podemos ser jueces al cien por ciento, ni tomar parte del todo. Pero lo que sí podemos decir es que, debe ser tan bonito que te comparen con uno de los espectáculos más hermosos de la naturaleza, como hacen en el coro, o sea con una noche estrellada. Es romántico y, definitivamente, poético.

¿Han estado alguna vez en un lugar donde no hay tanta contaminación ni tantas luces citadinas? Se pueden ver tantas estrellas que la vista no alcanza a apreciarlas a todas, y contarlas menos, y también se dibuja claramente la Vía Láctea. Ahora cada vez que nos topemos con ese espectáculo en el cielo, será imposible no recordar esta canción. Así de bien hicieron “Starry night”, tan bien cantada está, con el feeling ideal, que deja una huella permanente en ti una vez que la escuchas.

En el medio k-popero y musical en general, es bien sabida y reconocida la calidad vocal de Ryeowook, pero también la de Zhoumi. Quizá este último no tenga la popularidad del primero, por no estar en el grupo principal, pero basta escucharlo, abrir los sentidos, para darse cuenta de que está a la altura. No por nada SM Entertainment lo seleccionó para la subunidad china de Super Junior y para el proyecto SM the Ballad; y recordemos además que la empresa se caracteriza por tener a varios de los mejores vocalistas de la escena k-popera, que también se han lucido en otros géneros.

***

Pero volviendo a “Starry night”, si a nivel lírico nos deja sensibilizadas, o quizá un poco aliviadas, la parte musical hace lo mismo. Los rasgueos de la guitarra eléctrica que escuchamos a lo largo de la canción, por momentos suaves y en otros melancólicos, logran sacarnos suspiros tristes y nos hacen levantar la vista esperando encontrarnos con un cielo lleno de titilantes estrellas que nos devuelvan, sino al ser amado, sí un poco de la alegría perdida.

Imaginemos que las cuerdas de esa guitarra son como brazos que se estiran y nos alcanzan para abrazarnos, para consolarnos mientras sufrimos por desamor. O simplemente son ese abrazo amigo mientras enjuagamos nuestras lágrimas, conmovidas, porque a veces una canción puede no aplicar a nuestra vida, pero logra colarse hasta lo más hondo de nuestro ser. El resto de los instrumentos suenan con la misma suavidad, logrando una balada sumamente emotiva… y sólo podemos aplaudirle a Zhoumi por este logro, y por hacerse acompañar de Ryeowook.

En cuanto a los videos, porque hay uno diferente para cada idioma, los idols logran transmitir la desesperación y el dolor por la pérdida de esa persona que aman. En la versión china los vemos en escenarios diferentes y vacíos, lo cual acentúa el hecho de que los han dejado. Zhoumi habla suplicante por teléfono mientras luce un elegante traje azul, y deja un anillo señalando resignado que es el fin. Y Ryeowook canta solitario frente a una cámara, quizá grabando su petición para hacérsela llegar a esa persona que aún le mueve el corazón.

En la versión coreana, Zhoumi sufre acompañado de un vaso de licor, en un hogar solo. Por momentos se mueve de un lado a otro, y entona su suplicante canto en una cama vacía o la sala. Las escenas de Ryeowook también son para conmover, pues canta desde una cocina que quizá la pareja compartió, y nos hace un nudo en la garganta cuando abre un libro para toparse con una carta de ella. “¿Le llamo o no le llamo?”, parece preguntarse mientras mira triste su celular… pero no lo hace.

Y entonces, ¿“Starry night” cumplió con nuestras expectativas?, como preguntábamos al inicio. No. ¡Las superó! Si eras de las que esperaban este dueto, pensarás que ser paciente y no perder la fe valió la pena. Elf, y amantes de las baladas en general, nos vimos recompensadas con una canción que no saldrá de nuestras listas de reproducción ni de nuestros corazones. Sí, porque recuerda que la música es más que notas y palabras que riman, es emociones y sentimientos, es momentos de nuestra vida.

Viene a la mente Pablo Neruda, poeta chileno inmortal, y su poema 20. En una parte dice: “La noche está estrellada, y ella no está conmigo”. Y pues sí, Neruda, ya no está. Pero como escribió en la misma pieza literaria: “A lo lejos alguien canta”. Sí, se trata de Zhoumi y Ryeowook llenando con sus voces, un poco o un mucho, el hueco que ha dejado esa ausencia. Dulce y armonioso consuelo musical.

Deja tus Comentarios

Avatar
Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Periodista. He escrito sobre música y espectáculos en general, en diferentes publicaciones como el periódico Reforma, y las revistas Notas Musicales, Teen en español, Eres, 15a20, y Rolling Stone. Abierta a escuchar diferentes tipos de música, un día de hace varios años llegué a Super Junior, y ellos hicieron crecer mi interés por la cultura coreana.