Marie Kondo y la cultura del orden en Japón

Fotografia: tomada de la página oficial de Facebook de Marie Kondo

“Limpia tu espacio, transforma tu vida” 

Marie kondo

Seguramente ya has oído hablar de Marie Kondo y su método para ordenar tu casa, y ¿por qué no? hasta tu vida. Kondo inició el año con el pie derecho al presentar su programa ¡A ordenar con Marie Kondo! que se estrenó por la plataforma de streaming Netflix y ¡vaya que ha dado de qué hablar!

La ames o la odies, más allá de que estés de acuerdo con su método, hay que reconocer que ha sido todo un boom en este lado del continente y por supuesto, gracias a Internet.

¿De qué va?

Muy al estilo de un show americano, Marie Kondo y su traductora visitan las casas de familias estadounidenses que tienen problemas para mantener todo en su lugar, sean grandes o pequeñas, ella se compromete a demostrar que su sistema es infalible y además los exhorta a ser conscientes de todos los objetos que conservan, todo esto acompañado de un toque de misticismo y Feng Shui.

Antes de llegar a Netflix, Kondo ya gozaba de popularidad  principalmente por su libro La magia del orden y La felicidad después del orden, además  por sus tutoriales en su canal de Youtube. El famoso método KonMari llegó a Occidente, el cual se divide en 5 categorías para alcanzar el máximo orden: ropa, libros, papeles/documentos, Komono (cocina, baño, artículos variados) y por último objetos de valor sentimental . Pero ¿por qué tanto revuelo? más allá de la espectacularidad que vemos en cada uno de los episodios de la serie, Kondo es una muestra de lo que significa la cultura japonesa.

Bueno, para entender por qué está revolucionando en esta lado del mundo hay conocer lo que hay detrás de ella, así sabremos porque hay amigos que se han dividido a causa de lo que han  llamado “el efecto KonMari”. Por lo cual nos dimos a la tarea de entrevistar a Pablo Millán, Licenciado en Relaciones Internacionales, amante y  experto de la cultura japonesa.

Pablo nos explica que la serie de Marie Kondo nos enfrenta a  dos visiones culturales distintas, por una parte está la de Japón y por el otro lado la nuestra, ya sea latina, mexicana, o desde donde sea que se vea el programa. Un ejemplo que lo deja en claro es dentro del primer capítulo la gurú del orden menciona que las cocinas americanas son muy amplias y ejemplifica, en términos de proporción, a lo que equivaldría una cocina japonesa.

La cultura de la limpieza y el orden es algo que se aprende desde niños en japón, “desde niños se les inculca y se les hace responsable de sus espacios, enseñándoles que su habitación será su responsabilidad y para poder usarlo adecuadamente deberán mantenerlo lo más ordenado y limpio posible”, nos explica Pablo.

El especialista comenta que las escuelas japonesas no cuentan con un personal del aseo, a diferencia de otros países, por lo que los niños o jóvenes son los encargados de mantener la limpieza de su lugar, esto genera dos cosas importantes: “el trabajo de mantener algo limpio y el problema que se le genera a otra persona al ensuciarlo”.   

De esta manera pone a la vista por qué para nosotros, como occidentales, vemos a Marie Kondo como una obsesiva del orden, cuando lo que realmente está haciendo es poner en práctica lo que sus padres y la sociedad le enseñó durante años. Lo que bien se aprende nunca se olvida; una vez que los japoneses salen a la sociedad seguirán llevando esta idea para mantener el orden, incluso dentro del campo laboral.

“El sistema de Marie Kondo podrá parecer ser muy estricto, sobre todo en la parte de conservar no más de 30 libros. Pero en Japón es totalmente aplicable, debes tener lo necesario para vivir. Estamos hablando de que allá hay departamentos pequeños, un departamento en Japón puede ser del tamaño de una habitación en México”, agrega Millán.

Lo que Kondo hace es pedirle a las familias que revisen y se concienticen a fondo de cada objeto, ropa, libro que hay demás en sus espacios. No te pide que tires todo, simplemente que te preguntes si realmente te genera una utilidad, mientras que además te haces a la idea de que debes generar la menor cantidad de desechos.

No todo se queda solo en la limpieza del hogar o de la escuela, es una idea que se lleva más allá. Pablo explica que, para él,  la sociedad japonesa sería circular, en donde el no cumplir con tu ‘rol’ provoca problemas. “Aquí (en México) tenemos mucho el ‘yo hago, causo y afecta a otro’, pero en Japón no es así, sería ‘yo hago, afecta a otro, ese afectará a otro y así sucesivamente hasta que al final me afectará a mi’.

Ordenar para ser feliz

“Mantenga solo las cosas que hablan al corazón y deseche los artículos que ya no generan alegría. Agradézcales por su servicio, luego déjelos ir”.

 

El método KonMAri, es un sistema que está más que comprobado que funciona y no sólo para los japoneses. Este sistema es único ya que como ella misma lo explica: “se concentra en organizar por categoría y no por ubicaciones”, algo que, desde lo personal, jamás mencionaron que te llevaría por un camino más sencillo para ver tu habitación organizada.

“Mi misión es llevarle felicidad al mundo a través del orden” esa es la premisa de Marie Kondo, la pregunta es ¿realmente el orden nos da felicidad? Cada capítulo no solo nos muestra los problemas que el caos ha traído a las casas de las personas, sino también a sus familia y a ellos mismos. A lo largo de la serie ellos mismos cuentan cómo es que el método de KonMari los ayudó a superar problemas personales que se generaron a raíz del desorden.

“Marie Kondo tiene razón en esta parte. El tener orden te otorga el poder de organizarte, de tener certidumbre al final de algo”, agrega Millán. Más que felicidad, la palabra adecuada sería justamente certidumbre, por ejemplo el de saber que un objeto podrás tenerlo a tu alcance con mayor facilidad y no pasarás miles de horas aumentando la frustración sin saber si lo encontrarás o no.

Sí, el programa de Marie Kondo trajo consigo fans y detractores, pero sin importar si te gusta o no, su método te ayuda a hacerte consciente de tu espacio vital y no por ser una serie de pasos debes seguirla tan rígidamente. Este puede ser flexible, así que no sufras por cumplir con la expectativa de tener menos de 30 libros y mejor lánzate a doblar tu ropa como si se tratase de origami.

Deja tus Comentarios

Aleida Guevara
Egresada de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón. Mi interés por la cultura coreana surgió con lo dramas, posteriormente me interese por el K-indie y el K-pop.