Nalu Latina Saram, una latina en Corea

Nalu Latina Saram

 

El día que le escribimos a “Nalu Latina Saram”, se encontraba de viaje por Perú, en su primer fan meeting. La popularidad que goza, con sus más de 158 mil seguidores en YouTube, nos hizo dudar si respondería a nuestros correos, pero esa inquietud se fue en el instante en que muy amablemente aceptó ser entrevistada por K-Magazine.

 

Narda, el verdadero nombre de esta youtuber latina residente en Corea del Sur, nos hizo creer que no importa cuántos seguidores tengas, ni cuántas personas te ven; su sencillez y alegría nos dejó impresionados, así la entrevista se convirtió en una conversación de amigas más que de dos extrañas. Seguidora de K-magazine y amante del aprendizaje diario, Nalu Latina Saram, nos abre las puertas de su casa para platicarnos sobre sus próximos proyectos.

 

¿Cómo fue que llegaste a Corea?

Soy originalmente peruana, posteriormente estuve viviendo en México, donde estudié mi carrera especializada en emprendimiento y startups. Desde que tengo memoria comencé a interesarme por la cultura asiática en general, posteriormente la coreana. Comencé consumiendo contenidos en Internet como Eat your kimchi, me interesaba más sobre el tema cultural. Desconocía el K-pop. Un día me inscribí a un curso de coreano por tres meses en Seúl, mi plan no era quedarme pero conocí a una persona y tuve la oportunidad de quedarme a trabajar aquí.

 

¿Cómo nace la idea de abrir tu canal “Nalu Latina Saram”?

Nació un día que descubrí que no había contenidos en español sobre Corea, fue ahí donde nació mi idea, había estudiado actuación y decidí que quería hacerlo. Aquí en Corea hay muchos youtubers pero la mayoría en habla inglesa, así que decidí armarlo cuando ya estaba aquí.

 

No sabías nada de edición, ¿cómo era el proceso de la creación de videos?

 

No tenía nada, ni una cámara o computadora que en verdad me sirviera, no sabía editar. Así que cuando inicié un amigo del trabajo me prestaba su iPhone y con éste grababa, otro, desde México, me ayudaba a editar. Finalmente, terminé comprando una cámara y viendo tutoriales para hacerlo yo misma.

 

Estando en Corea, ¿cómo fue adaptarse a los cambios?

Los primeros seis meses no me la creía, pensaba que iba a despertar en la casa de mi mamá en Celaya. Pero lo que tuve muy en cuenta fue que, primero, abrirme, porque eran tantas cosas diferentes, la cultura, costumbres. Fue una cambio radical. La segunda, estar dispuesta aprender y absorber sobre esta nueva cultura.

 

¿Cómo te cambió ser popular en una de las redes más importantes?

Esto me pasó en Perú, cuando estuve allá la gente me saludaba, me veía y sabían quién era. En Corea, únicamente, los coreanos que hablan español me reconocen ya que han visto el canal.

 

¿En qué momento te diste cuenta que te volviste una referencia con respecto a la cultura coreana?

El canal tiene un año, pienso que a penas va creciendo, es uno de los que más tiene seguidores, para mí es una bendición, y hace que tenga que trabajar más duro. Mi tiempo se ha vuelto cada vez más corto, pero trato de organizarme para cumplir con los seguidores. Sin ellos, Latina Saram no existiría.

 

¿Qué piensas acerca de esta gran popularidad que ha adquirido Corea en los últimos años?

Me parece admirable que Corea del Sur teniendo sólo 50 millones de habitantes y que no goza con los recursos naturales de Latinoamérica, haya podido sacarle mucho a su cultura popular. Como Estados Unidos, Corea está vendiendo mucho en Asia el estereotipo de belleza, al mismo tiempo que la música es un referente a seguir no sólo en el continente asiático, sino en otras partes del mundo. En 60 años han pasado a ser una economía que se encuentra dentro de los primeros 15 lugares a nivel mundial. Hay una gran cantidad de turistas que sólo vienen a consumir.

 

¿Qué aspectos positivos y negativos encontramos?

Lo positivo es que la economía aumenta, se puede exportar más. En mi canal puedo llegar a más personas, hay público y hay más proyectos. Lo negativo es que si los coreanos no llegan a ciertos estándares se obsesionan, desde la belleza, la moda. Se han materializado.

 

Finalmente, ¿Qué experiencias buenas rescatarías de este tiempo que has estado en Corea?

Lo bueno que rescato es la amabilidad y la aceptación. Pensé que no iba a ser aceptada por ser latina, muchas personas me dijeron que de mesera de Itaewon no iba a pasar. Pero al final he aprendido a no escuchar ese tipo de comentarios. Conseguir un buen trabajo y que el canal esté avanzando me ha dado mucha satisfacción.

Latina

Conoce más de ella y otros Vloggers en la edición 12 de K-Magazine.

Deja tus Comentarios

Lucero Santiago
Periodista de profesión. CEO y Editora de K-magazine. He escrito para periódico El Universal y revistas como: Por Ti, Tú México, Expansión, Esquire Latinoamérica y Mundo Ejecutivo. Publiqué mi primer reportaje sobre el hallyu en la revista Domingo: “Ahí viene el Tsunami”. Amante de la cultura coreana. Me enamoré de ésta cuando conocí el cine oriental. Mi pasión creció con la gastronomía, los dramas, el K-pop y ahora mi revista K-magazine porque #YoSoyKmagazine