Yo soy Sun Mu, los colores del artista moderno norcoreano

Sun Mu artista

Una de las formas ideales para la expresión del alma humana es el arte. En sus cientos de estilos y corrientes, todas están destinadas a exorcizar los pensamientos, sentimientos, miedos, experiencias e historias del artista. Así, Sun Mu, el artista plástico proveniente de Corea del Norte, cuenta a sus espectadores la forma de vida de sus compatriotas y su eterna esperanza de romper las fronteras a través de la pintura.

La historia de este pintor inspiró a Adam Sjöberg, el director del largometraje I Am Sun Mu (2015), con el fin de documentar en video el proceso de planeación de la exposición “Rojo, blanco y azul”. Una de las únicas muestras de arte norcoreano que no fue autorizada y supervisada previamente por las autoridades de Corea del Norte. Realizada por el único artista contemporáneo proveniente de norcorea, conocido hasta el momento.

La exposición fue prevista para su realización en el Museo de Arte de Yuan en Beijing, China. Por lo cual, a partir de entrevistas y una bella serie animada del trabajo de Sun Mu, creada por Ryan Wehner, el documental narra el proceso creativo y los sentimientos encontrados de los implicados en la muestra museográfica.

Hay que considerar, las exposiciones de artistas norcoreanos en China están enfocadas totalmente en la propaganda, por lo tanto, se encuentran reglamentadas por el gobierno de Corea del Norte y sus aliados chinos. Como ejemplo de ello, la muestra pictórica “Un hermoso futuro” retrata a China comunista como un país feliz y perfecto. Las pinturas, producidas por artistas de Corea del Norte, retoman las características estilísticas de la propaganda de su país para mostrar a la “actual” China.

Sun Mu es utilizado como pseudónimo, pues este artista escapó de norcorea en los años 90 y si fuera descubierta su identidad, su familia en Corea del Norte estaría expuesta a muchos riesgos y sería castigada por el gobierno de este país. Es por esto, que durante todo el documental su rostro jamás es visible, ya sea a través del contraluz o el desenfoque.

Adam Sjöberg cuenta que el propósito de este trabajo versa sobre “mostrar un lado más humano: sin concentrarse en los Kims, pero más acerca de las personas en Corea del Norte que viven bajo un de los regímenes más opresivos del mundo. No sólo desde su situación sino sobre su potencial” (Entrevista de Liberty in North Korea – 2015).

 Para Sun Mu le es imposible expresar sus más profundos pensamientos de propia voz, los pinceles, las telas, los muros, las pinturas, al igual que  los colores rojo, azul y blanco siempre estarán ahí para revelarle al mundo su historia y su opinión con respecto a la tierra que lo vio crecer y convertirse en artista, Corea del Norte. A pesar de las barreras, sin importar quien se oponga, lo intentará hasta el final.

Te recomendamos pasar por Netflix para que puedas ver el documental. Si quieres más información sobre este trabajo y sus creadores, visita el sitio oficial.  

Deja tus Comentarios