Tteok, un bizcocho legendario

Tteok es un bizcocho coreano elaborado con harina de arroz glutinoso al vapor. En la antigüedad aparecía en todas las mesas cuando había una celebración especial, pero en nuestros días se ha vuelto un postre tradicional que podemos encontrar en las casas de tteok, supermercados, e incluso hay cafeterías de tteok en las cuáles podrás acompañarlo con tés tradicionales.

Antiguamente el tteok cumplia el papel de alejar a los malos espíritus y predecir el futuro: los inodoros tradicionales coreanos tenían dos banquetas largas con un gran agujero en el centro, por lo que a veces lo niños se caían dentro del agujero y se lastimaban.

Cuando esto sucedía, la gente creía que el espíritu del inodoro estaba hambriento y quería comerse a los niños, por ello realizaban un tipo de exorcismo que consistía en hacer un tteok especial llamado ttongtteok, que se debía compartir con los vecinos para alejar al al niño de la mala suerte.

 

Para predecir el futuro, los coreanos habitantes de un pueblo tenían que juntar el arroz para realizar el tteok. Una vez cocido todos los habitantes ponían su nombre en una hoja y cuando recibían su trozo de tteok y lo verificaban. Si estaba bien conocido significaba que tendrían buena fortuna y se debía de comer, pero si a alguien le  tocaba uno mal cocido, este se tenía que tirar con el fin de evitar esa mala suerte.

Debido a su variedad de ingredientes como piñones, vegetales, cereales, y frutas, existen más de 100 tipos de tteok. A pesar de que su sabor suele ser dulce, se distingue perfectamente el sabor especial de cada ingrediente.

Hoy,  en K-magazine te presentamos los tteok más populares.

 

Gyeongdan: redonditos y gorditos.

La masa está elaborada con harina de arroz glutinoso y agua hirviendo, de la cual se toman pequeñas porciones y se les da la forma de bolitas. Éstas son cocidas en agua hirviendo y una vez escurridas, pasan por diversos ingredientes para cubrir su superficie como migas de bizcocho, semillas de sésamo y polvos de cereales.

Este tipo de tteok es tradicional en las celebraciones de los cien días del nacimiento de un bebé, en su primer año de vida, así como en los cumpleaños infantiles.

En general, se acostumbra a preparar gyongdan de mijo africano glutinoso y se revisten con polvo de legumbres rojas. Esto se debe a que se cree que el rojo de los porotos simboliza la expulsión de los malos espíritus.

 

kkultteok, una tentación irresistible

En el coreano coloquial hay una expresión que dice “gulttuk gatda”, para expresar que algo se anhela verdaderamente. Pero curiosamente, esta frase deriva de la palabra kkulteok (pastel de arroz con miel).  Originalmente, era una onomatopeya del dialecto de la región de gyeongsang para expresar el sonido que se generaba en la garganta al tragar un kkulteok.

El kkultteok, llevaba miel de relleno y era considerado un manjar deseado hasta en sueños, ya que en el pasado escaseaba el alimento. Por esta razón, nació esta expresión, kkultteok gatda. Se trata de un pastel de arroz con miel que con el tiempo se transformó en gulttuk gatda para exteriorizar un gran deseo.

 

Yaksik, una mezcla de ingredientes saludables

Está elaborado de arroz glutinoso se mezcla con nueces,  y piñones, después se condimenta con miel, aceite de sésamo, salsa de soja y canela al gusto.

Su nombre se debe al prefijo yak que significa miel  y medicina. El yaksik está hecho con ingredientes sanos como arroz glutinoso, nueces, azufaifas secas, piñones, miel, etc.

Por ello, obran como si fuera medicina para el cuerpo, además de ser altamente nutritivos.

 

 

Hwajeon, pasteles con lindas  flores

Hwajeon es un pastel de arroz elaborado con harina de arroz glutinoso mezclada con agua hirviendo. Una vez que está la masa, se forman pequeños círculos aplanados, los cuales se adornan con flores y se fríen en aceite.

En primavera se hacen hwajeon de azaleas, en el verano de rosas y en el otoño de crisantemos, debido a que es la flor de temporada.

En la dinastía Joseon, en el palacio real se preparaba hwajeon con arroz glutinoso y pétalos de azalea. Mientras se comían estos pasteles de arroz, las mujeres se entretenían realizando juegos y contemplando las flores.

 

 

¿Qúe tteok te gustaría probar?, sin duda alguna es un bizcocho tradicional con mucho sabor y color que hasta da pena comerlo, pero sería pecado no probarlo.

 

Deja tus Comentarios